Youtuber que humilló a mendigo para un video es condenado a prisión y a no usar la red social

La justicia de España determinó que el joven fue hallado culpable del delito contra la integridad moral. El adolescente le había dado galletas rellenas con pasta dental a un mendigo como parte de un "reto" para su canal de Youtube.

ReSet se dedicaba a cumplir ciertos "retos" para su plataforma. | Fuente: Captura | Youtube | Fotógrafo:

La Justicia de España condenó al joven Kanghua Ren, conocido como ‘ReSet’ por su cuenta de Youtube, a 15 meses de prisión tras ser hallado culpable por el delito contra la integridad moral por humillar a un mendigo al ofrecerle galletas Oreo rellenas de pasta dental y grabarlo. Además de la pena de prisión, este deberá indemnizar a la persona afectada y cerrar su cuenta durante cinco años y no poder crear otro.

La jueza que dictó la sentencia contra el joven detalló que el joven, que contaba con 1,1 millones de suscriptores, basaba sus ingresos en videos que sus seguidores le proponían cumplir ciertos retos. Uno de ellos fue rellenar galletas Oreo con pasta dental y dárselo a una persona en la calle.

La sentencia indica que fue el propio condenado, en enero de 2017, quien "para captar de forma más efectiva la atención morbosa de sus seguidores con el correlativo y apetitoso incremento de ingresos que ello le comportaría decidió focalizarlo en las personas sin hogar, aprovechándose además para su ejecución de la gran vulnerabilidad derivada de su extrema pobreza y exclusión social".

Es así que Kanghua Ren encontró a un mendigo de origen rumano en las calles de Barcelona y le ofreció 20 euros y las galletas con la pasta de dientes. Además de grabarlo mientras lo hacía con comentarios irónicos como "esto le ayudará a limpiarse los dientes que creo yo que no se limpiará los dientes en un par de días o desde que se volvió pobre". La víctima sufrió problemas estomacales con vómitos tras comer las galletas.

El video del joven tuvo varios comentarios negativos y quejas, por lo que el youtuber tuvo que eliminarlo. Es así que, según con El Mundo, este acudió donde le hombre con una bolsa de dormir y una cámara a ver al mendigo al que le ofreció 300 euros si no denunciaba. Fue en ese momento cuando la Guardia española llegó hasta el lugar y fue denunciado.

La sentencia detalla que el condenado, en 2016, había grabado otros vídeos "de naturaleza vejatoria contra personas indefensas y vulnerables" como tratando de dar un bocadillo con excrementos de gatos a un anciano que lo rechazó o a un menor.

¿Qué opinas?