15 años después, lo ocurrido en el 11 de setiembre sigue generando sospechas entre los más escépticos y, algunos dirían, paranoicos. | Fuente: Composición RPP

El 11 de setiembre marcó un antes y después en el panorama político e ideológico del mundo. Como tal, la versión oficial sobre lo que ocurrió allí (y todo lo que provocó con la invasión a Medio Oriente) no satisfizo a todos. Los más escépticos no le creen al gobierno americano cuando dice que fueron los talibanes los responsables y han postulado una serie de razones, motivos o circunstancias detrás de la caída de las Torres Gemelas.

1. Las Torres fueron detonadas. Seguramente la teoría más difundida entre los escépticos. It was an inside job! es el slogan no oficial. Esta teoría señala que la caída de las torres no fue producto del impacto de los aviones, sino de explosivos instalados previamente en el edificio. Los aviones solo fueron la fachada para la caída de los icónicos edificios, la cual le dio una excusa a George Bush para invadir Medio Oriente con el objetivo de apropiarse del petróleo.

2. El Gobierno entrenó a los terroristas. Con el mismo objetivo de ‘legitimizar’ una invasión en tierras asiáticas, esta teoría sostiene que fue el propio gobierno norteamericano, a través de la CIA, la cual patrocinó a los talibanes. Esta se sostiene en los contactos de Osama Bin Laden con la Casa Blanca, los cuales se remontan a la época de George Bush Sr. (1988-92) y están documentados en documentales como Fahrenheit 9/11.

El exitoso documental Fahrenheit 9/11 (Michael Moore) planeta dudas sobre lo que realmente pasó el 11 de setiembre del 2001. | Fuente: YouTube

3. El Gobierno sabía del ataque y lo permitió. Esta es un tanto menos radical, pero sus implicancias siguen siendo graves. Según esta teoría, el Gobierno supo de los planes de los talibanes antes de que estos se lleven a cabo. Sin embargo, con el mismo objetivo de tener una excusa para invadir Oriente, dejaron que los terroristas cumplan con sus planes. Algunos defensores de esta teoría dicen que este plan fue ejecutado por la CIA a espaldas del presidente, otros señalan que todo fue orquestado por el vicepresidente Dick Cheney y otros que el propio George W. Bush estuvo al tanto.

4. El Gobierno lanzó un misil contra el Pentágono. Los impactos contra las Torres Gemelas no fueron los únicos. Un tercer avión, según la versión oficial, impactó contra el Pentágono y un cuarto, que iba a estrellarse contra el Capitolio, cayó en Pensilvania cuando los pasajeros se rebelaron contra los terroristas a bordo. Sin embargo, una teoría señala que no hubo un tercer avión: el propio gobierno lanzó un misil contra el Pentágono para, nuevamente, justificar la invasión a Irak y Afganistán. ¿Y el cuarto avión? No fue derribado por la rebelión de los pasajeros, sino por aviones estadounidenses.

5. Israel estuvo detrás de todo. Finalmente, esta teoría señala que Estados Unidos sí fue la víctima del ataque, pero los responsables no fueron los talibanes, sino Israel. Para estos teóricos, Mossad (el servicio secreto de este país) organizó el ataque para involucrar a la Casa Blanca en la lucha contra sus enemigos en la región, en especial Osama Bin Laden y Saddam Husein.

Algunas teorías ponen a George Bush como uno de los hombres detrás del 11-S, mientras que otras lo dibujan como un títere de la CIA y de intereses ocultos. Eso sí, todos coinciden en que sin la amenaza terroristas, no habría conseguido su reelección en el 2004. | Fuente: http://crooksandliars.com/
Muchas de estas teorías proponen a Dick Cheney, vicepresidente de George Bush, como la figura que movió los hilos del 9/11 y la guerra contra Irak. | Fuente: all-len-all.com
Para la mayoría de las teorías de conspiración lo ocurrido solo fue una excusa para justificar la invasión a Irak. | Fuente: 20minutos.es
0 Comentarios
¿Qué opinas?