El Gobierno de Donald Trump ha expulsado de Estados Unidos a 10.000 inmigrantes desde el inicio de la crisis por el coronavirus
El Gobierno de Donald Trump ha expulsado de Estados Unidos a 10.000 inmigrantes desde el inicio de la crisis por el coronavirus | Fuente: EFE

El Gobierno de Donald Trump ha expulsado de Estados Unidos a 10.000 inmigrantes desde el inicio de la crisis por el coronavirus amparado en las normas de emergencia adoptadas para evitar su propagación. Así lo reveló el diario The Washington Post. 

El artículo asegura que las deportaciones sumarias o "expulsiones" se empezaron a aplicar el pasado 21 de marzo. Bajo las medidas de emergencia de salud pública, las autoridades fronterizas han devuelto a México a los indocumentados saltándose los procedimientos habituales de las leyes migratorias.

Así, la información señala que la CBP tiene en estos momentos a menos de 100 personas bajo su custodia, cifra que contrasta con las casi 20.000 detenidas para esta mismo periodo del año pasado, cuando se desató lo que el Gobierno de Trump calificó como crisis fronteriza. 

"Los que están indocumentados o no tienen documentos o autorización son rechazados", dijo el comisionado interino de la CBP, Mark Morgan. Las medidas también han cerrado las puertas a los solicitantes de asilo.

Morgan defendió que "no se trata de inmigración", sino de salud pública y de "presentar estrategias agresivas de mitigación y contención". El pasado 18 de marzo, Trump confirmó que negará la entrada a su país a todos los solicitantes de asilo debido a la crisis del coronavirus

La medida abarca tanto la frontera con México como la de Canadá y permite a las autoridades expulsar a los inmigrantes indocumentados sin ningún periodo de detención ni el debido proceso.

EFE