Trump llamó a la calma entre los estadounidenses tras la primera muerte por el coronavirus en ese país. | Fuente: 2020 Getty Images | Fotógrafo: TASOS KATOPODIS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este sábado que el nuevo coronavirus sigue presentando una amenaza baja para los estadounidenses y que no había razón para entrar en pánico, luego de que se confirmara la primera muerte por la epidemia en ese país.

Según precisó, la primera víctima fatal, anunciada por funcionarios del estado de Washington (noroeste), era una mujer de unos 50 años, que vivía en el condado de King, el más poblado del estado y la jurisdicción a la que pertenece la ciudad de Seattle, donde viven más de 700,00 personas.

“Otros casos en Estados Unidos son probables, pero los individuos saludables deberían recuperarse completamente (…) Nuestro país está preparado para cualquier circunstancia”, dijo el mandatario, quien también llamó a “los medios, los políticos y todos los involucrados a no hacer nada que incide el pánico”.

Casos con sospechas

El mandatario y otros funcionarios también anunciaron un endurecimiento de las restricciones ya existentes a las personas que viajan desde Irán, donde se han registrado más de 40 muertes ligadas al nuevo coronavirus, y urgieron a además a los estadounidenses a abstenerse de viajar a las regiones de Italia y Corea del Sur afectadas por la epidemia.

El vicepresidente Mike Pence, nombrado por Trump al frente de los esfuerzos para combatir el virus, dijo que una restricción, que ya regía sobre ciudadanos iraníes, incluye ahora a cualquier persona que haya permanecido en Irán durante los últimos 14 días.

Trump dijo además que está "evaluando" aplicar restricciones de viaje a la frontera con México por el coronavirus. "Esperamos que no tengamos que hacer eso", añadió.

Buscará avances en la vacuna

El mandatario estadounidense dijo también que se reunirá con dirigentes del sector farmacéutico en la Casa Blanca el lunes para discutir tratamientos y esfuerzos para desarrollar una vacuna contra el nuevo virus.

Según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, más de 60 personas están infectadas con el virus en Estados Unidos, en su mayoría pasajeros del crucero Diamond Princess.

AFP