Según la Policía de Miami, una sola bala mató a los dos adolescentes. | Fuente: Miami-Dade Police

Dos adolescentes hispanos murieron el lunes por la noche tras recibir supuestamente un disparo de manos de un amigo mientras los tres jugaban con una pistola dentro de una vivienda familiar en Miami.

Julio Labrada, de 14 años, y José Villareal, de 15, estaban de visita en la casa de un amigo en el suroeste de Miami cuando el anfitrión tomó un arma de fuego y disparó hiriendo a ambos de muerte, dijo el detective de la Policía de Miami-Dade Álvaro Zabaleta.

De acuerdo con declaraciones de Zabaleta, recogidas por medios locales, la misma bala impactó "fatalmente" a Labrada y a Villareal.

El joven de 15 años que disparó el arma fue detenido y enfrenta cargos de homicidio involuntario por la muerte de sus amigos.

Citando fuentes policiales, la cadena Univision indicó que el autor del disparo es otro hispano, José Blanco, también de 15 años, quien manipulaba el arma y supuestamente se le disparó de manera accidental.

Según una declaración jurada tras el arresto, el sospechoso les dijo a los detectives que tenía el arma en el garaje de la casa.

Durante una búsqueda en la vivienda, los oficiales encontraron dos armas y sacaron del garaje un calentador de agua con un agujero de bala, indica por su parte Local 10.

Labrada era un estudiante de octavo grado de la escuela Keys Gate Charter, amplió el mismo medio sin dar más referencias ni de Villareal ni de Blanco. (EFE)

Sepa más:
¿Qué opinas?