La niña compareció en una corte para adultos. | Fuente: Inside Edition

Un bebé de 6 meses llamado Jaxon fue asesinado presuntamente por una niña de 10 años en la localidad rural de Wheaton, en Wisconsin (EE.UU.). El padre del bebe Nate Liedl ha declarado que ella es una criminal y que las autoridades hicieron bien en esposarla cuando compareció ante la corte.

"En lugar de verla como una niña de 10 años, la vi como la persona que mató a mi hijo", dijo Liedl al Canal 13 KTRK.

La menor, cuyo nombre no ha sido revelado, se presentó ante un juez hace unos días. La ley del estado de Wisconsin cuando se trata de casos de homicidio, los menores de edad deben comparecer ante un tribunal para adultos y luego, en adelante, será procesada en una corte juvenil.

En la audiencia, Liedl logró verla y ella a él. "Y estoy convencido de que lo logré, y sé que ella también, porque fue solo una fracción de segundo, y ella enseguida recostó la cabeza en el hombro de su padre", declaró Liedl.

El padre contó que en ese momento estaba "temblando y abrumado".

La muerte de pequeño Jaxon ocurrió en una casa-guardería, lugar donde vivía adoptada la niña, que había sido separada de sus padres dos meses antes.

De acuerdo con el diario Star Tribune, la tarde del martes 30 de octubre, la policía respondió a un llamado de emergencia desde la casa-guardaría.

Cuando llegaron, los agentes encontraron al bebé Jaxon inconsciente y sangrando por la cabeza.

El bebé fue llevado de urgencia al Hospital Infantil de St. Paul, sin embargo, dos días después, murió por la gravedad de sus heridas. Las autoridades entrevistaron a un adulto y tres niños que estaban presentes en el momento de la tragedia y ellos apuntaron a la niña como principal sospechosa, declaró James Kowalczyk, Sheriff del Condado de Chippewa.

La menor contó que estaba cargando al bebé, y se le cayó y se golpeó la cabeza contra un banquillo. Entonces ella se asustó y le pisoteó la cabeza, según describió el Sheriff. Un médico que examinó a Jaxon determinó que las lesiones sufridas por el bebé no habían sido accidentales.

El fiscal Wade Newell dijo que la agresión fatal empezó como un accidente que desembocó en pánico. "Ella dice que se le cayó y se dio en la cabeza, y entonces lo pisoteó porque no sabía qué hacer y no quería tener problemas", señaló a WEAU.

El juez James Isaacson le impuso una fianza de 50 mil dólares a la niña, que debe comparecer en corte nuevamente el 11 de diciembre.

¿Qué opinas?