En Ucrania las operaciones bancarias fueron afectadas, así como las pantallas de información del aeropuerto principal. | Fuente: Andina

Estados Unidos acusó este jueves al Ejército ruso de haber lanzado en junio de 2017 el "ciberataque más destructivo y costoso de la historia", que causó pérdidas de miles de millones de dólares en Europa, Asia y América.

"El ataque, denominado 'Not Petya' se extendió rápidamente en el mundo", indicó el Gobierno norteamericano en un breve comunicado emitido horas después de que Reino Unido acusara a Rusia de estar detrás de la agresión cibernética.

"(Este ataque) fue parte de los esfuerzos del Kremlin para desestabilizar a Ucrania y demuestra incluso más claramente la implicación de Rusia en el conflicto en curso. También fue un imprudente e indiscriminado ciberataque que tendrá consecuencias internacionales", agrega la nota.

Estados Unidos no dio más información al respecto y tampoco el Gobierno británico aportó otros detalles.

La versión estadounidense es que el ataque afectó no solo a Ucrania y al resto de Europa, como indican los británicos, sino también a Asia y América.

Reino Unido decidió identificar públicamente a Rusia como responsable del ataque para advertir de que no tolerará una "actividad cibernética maliciosa".

"El Gobierno del Reino Unido juzga que el Gobierno ruso, específicamente (el sector) militar, fue responsable del destructivo ataque cibernético NotPetya en junio de 2017", sostuvo el secretario de Estado de Exteriores británico, Lord Ahmad.

"El ataque mostró la indiferencia por la soberanía ucraniana y trastornó organizaciones en toda Europa y costó cientos de millones de libras", subrayó. (Con información de EFE)

0 Comentarios
¿Qué opinas?