"Después del caos, llega la calma": el análisis del último debate entre Donald Trump y Joe Biden

Este jueves, se realizó el segundo y último debate con miras a las Elecciones Presidenciales 2020 de Estados Unidos. El evento fue la antípoda del primero, que estuvo lleno de insultos, ataques personales e interrupciones. RPP Noticias conversó con dos analistas en temas internacionales sobre sus puntos de vista de este enfrentamiento político.

Así se vivió el segundo y último debate presidencial en Estados Unidos. | Fuente: EFE

Un dicho dice: "Después del caos, viene la calma". Este se aplica muy bien en la rueda de debates hacia la presidencia de Estados Unidos. Tras un caótico primer encuentro, Donald Trump y Joe Biden por fin lograron sostener un debate alturado, aunque mostraron diferencias irreconciliables en casi todos los asuntos como la pandemia, la inmigración, el racismo y el cambio climático.

Esta vez, hubo un marco regulatorio en el cual no se podía interrumpir. De esta forma, Trump tuvo que aguantar sus reacciones acaloradas que forman parte de su discurso político. Pero hay que decirlo, la moderadora del último debate presidencial en Estados Unidos, Kristen Welker, tuvo un rol protagónico y fue alabada por ello.

Incluso el mandatario Donald Trump, quien critica regularmente a la cadena NBC News -donde trabaja Welker- y había acusado a esa periodista de ser "terrible e injusta" con él, alabó al terminar el debate el trabajo que hizo la moderadora, al considerarlo "muy profesional".

Consultada por RPP Noticias, la especialista argentina en temas internacionales, Raquel Pozzi, opina que aunque fue un buen debate, “los tópicos que se trataron no fueron resueltos”. Las acusaciones de Biden a Trump eran por su manejo actual durante la pandemia de la COVID-19, mientras que el republicano acusaba al demócrata de “no hacer las cosas” cuando fue vicepresidente, en la gestión de Barack Obama.

Pozzi opina que Biden “usó un juego de retórica hacia lo sensible acusando a Trump de los muertos por no haber tomado las advertencias” sobre el nuevo coronavirus. Sin embargo, el actual presidente de los Estados Unidos capturó al grupo social que está esperando que abran las escuelas y centros comerciales.

Para el periodista peruano y experto en temas internacionales, Ramiro Escobar, “la imagen del mandatario Donald Trump ha quedado despintada, porque no ha podido presentar el Trump lengualarga”.

Considera que, en cuanto a forma, el magnate no funciona en términos democráticos. “Trump se ha cogido de la vacuna cuando Biden le hace notar sus limitaciones en el manejo de la pandemia”, afirma.

Asimismo, Escobar opina que Donald Trump jugó constantemente a presentar a Joe Biden como un socialista. “Conecta con un sentimiento de una parte de la comunidad. En ese sentido pudo haber tocado el interés de una parte de la población, mientras que Biden está tratando de decir que el problema es más grave”, asevera.

 

El mandatario estadounidense, Donald Trump, y el exvicepresidente, Joe Biden, sostuvieron este jueves el último debate con miras a las Elecciones USA 2020.
El mandatario estadounidense, Donald Trump, y el exvicepresidente, Joe Biden, sostuvieron este jueves el último debate con miras a las Elecciones USA 2020. | Fuente: AFP | Fotógrafo: BRENDAN SMIALOWSKI

La pandemia del nuevo coronavirus

El tema del manejo de la pandemia de la COVID-19 fue el primer tema del debate y englobó diversas aristas. El demócrata Joe Biden pedía una regulación y apertura progresiva de los negocios y escuelas bajo protocolos, pero no dijo más. No habló del cómo lo hará ni de los plazos. Donald Trump, por su parte, juraba que la vacuna estaría lista “en cuestión de semanas”. 

El demócrata inició con los ataques y afirmó que “cualquier responsable de tantas muertes no debería seguir siendo presidente de los Estados Unidos”. El país, actualmente, tiene más de 222 mil fallecidos y más de 8 millones de casos positivos.

“Trump no estuvo muy bélico y estuvo más tranquilo, siguiendo la ruta que le habían marcado. En este segundo debate las cosas cambiaron y sus asesores les han recomendado a Biden ser más agresivo en cuanto a sus apreciaciones”, opina Raquel Pozzi.

Positivo y negativo: quién ganó en los temas

Fueron seis los principales temas que se abordaron durante el debate: manejo de la pandemia, seguridad nacional, familias estadounidenses, desempleo y pobreza, situación racial y cambio climático.

Al respecto, los analistas Ramiro Escobar y Raque Pozzi concuerdan en que Donald Trump resaltó en dos: Seguridad nacional y desempleo. Su punto más débil -sin lugar a dudas- fue el tema de la supremacia blanca y las constantes protestas antiracistas. Al respecto, Donald Trump dijo "ser la persona menos racista" en el auditorio. Biden, por su parte, resaltó en los demás, aunque dejó entrever algunas debilidades. 

Según Escobar, “Trump sí tiene algo que mostrar en el marco económico, porque al comienzo de su presidencia hubo más empleo y más crecimiento, pero cuando llega la pandemia y las cosas se comienzan a descalabrar”. No hubo precaución ni hubo un plan de resiliencia.

Un tema candente fue el de cambio climático. Trump acusó a Biden de ir en contra del ‘fracking’ (método de extracción de gas y petróleo por fracturación hidráulica). Alertó a la industria petrolera de que, si los demócratas ganan la desaparecerían. “Ahí creo que no estuvo fuerte para Biden y sí para Trump”, opina Pozzi.

Biden hizo hincapié en el Acuerdo de París sobre el cambio climático. El demócrata planteó rehacerlo, mientras que Trump sostuvo que es un gasto. El presidente estadounidense dijo que los índices de contaminación del aire han bajado sustancialmente en el último año, a diferencia de países como China, India y Rusia, que tienen polución y permanecen como miembros del mencionado acuerdo.

“El Acuerdo de París es insuficiente. El Acuerdo de París es un acto voluntario, para ver si se están cumpliendo (las medidas regulatorias). Aun así, cuando el Acuerdo de París sea limitado, establece un instrumento global para combatir en conjunto el problema del cambio climático”, sostiene Escobar.

El panorama de pandemia de la COVID-19 marcó la agenda del último debate presidencial en Estados Unidos. <
El panorama de pandemia de la COVID-19 marcó la agenda del último debate presidencial en Estados Unidos. < | Fuente: 2020 Getty Images | Fotógrafo: SPENCER PLATT

Se acortarán distancias

Para los dos analistas consultados por RPP Noticias, es muy probable que la distancia entre las preferencias de Biden y Trump se acorte. Según, las últimas encuestas, si las elecciones fueran hoy, el demócrata se llevaría la presidencia. 

“La incidencia va a ser poco. Es posible que la brecha se acorte, pero creo que por lo que se ha visto, algunas de las cosas que dijo (Trump) pueden conectar con algunas personas”, dice Escobar.

“En los ‘farmers’ (agricultores) y estados petroleros es en donde más mejora los puntajes de Trump y en el caso de Biden, tiene los estados donde están esperando el tema del racismo, latinos y afroamericanos”, opina Pozzi. 

Para Escobar, el panorama electoral está direccionado a la victoria de Biden, y para que cambie, “tendría que haber algo muy espectacular, como salir una denuncia”. Pozzi asegura ser escéptica y opina que esta va a ser “una elección muy confusa, porque el sistema electoral se confundió mucho más con esto del voto por correo, voto por ausencia y el voto adelantado”.

Nada esta dicho, por el momento. El 3 de noviembre los estadounidenses votarán en un escenario complicado por la pandemia del nuevo coronavirus, que evitará que los los ciudadanos acudan en masa a los centros de votación. 

El segundo debate fue postergado, luego de que el presidente Donald Trump diera positivo al nuevo coronavirus y cumpla con su periodo de aislamiento.
El segundo debate fue postergado, luego de que el presidente Donald Trump diera positivo al nuevo coronavirus y cumpla con su periodo de aislamiento. | Fuente: AFP | Fotógrafo: MANDEL NGAN