George Floyd
Miles de personas participaron en las exequias de George Floyd. | Fuente: AFP

George Floyd, el ciudadano afroestadounidense cuya muerte a manos de un policía blanco generó protestas contra la brutalidad policial y el racismo en Estados Unidos y en todo el mundo, fue despedido este martes en un funeral en Houston por su familia y por líderes religiosos y políticos.

Políticos, activistas por los derechos civiles, deportistas y actores acudieron a la iglesia de Fountain Praise que recibió el ataúd dorado para la última ceremonia pública de despedida de Floyd, cuya muerte a los 46 años desató las movilizaciones más importantes en Estados Unidos desde el asesinato de Martin Luther King Jr. en 1968.

En un mensaje grabado desde su casa, donde está recluido por las medidas de confinamiento contra el coronavirus, el candidato a la Casa Blanca de los demócratas, Joe Biden, afirmó que llegó el momento de la "justicia racial".

"Ningún niño debería plantear las preguntas que tantos niños negros han tenido que preguntarse por generaciones: '¿Por qué, por qué se fue papá?'", agregó el exvicepresidente de Barack Obama.

La familia de Floyd, que decidió vestir de blanco para la ceremonia, entró a la iglesia con mascarillas y escoltada por el reverendo Al Sharpton, un activista por los derechos civiles que estará a cargo del principal discurso religioso del homenaje.

El aforo fue limitado a 500 personas para permitir un mayor distanciamiento debido al coronavirus.

El congresista por Texas Al Green dijo durante la ceremonia que George Floyd "cambió el mundo". "Vamos a hacer que el mundo sepa que él marcó una diferencia", añadió el legislador.

El lunes, cerca de 6 000 personas se acercaron al velorio. Los visitantes se acercaron a los restos persignándose y otros se inclinaron colocando una rodilla en el suelo, un signo que nació como protesta contra la brutalidad policial contra la población negra.

Después de la ceremonia, los restos de Floyd fueron trasladados en una carroza hasta un cementerio en el sur de Houston donde fue enterrado junto a su madre. (AFP)