Unidad de Cuidados Intensivos en Italia en medio de la segunda ola de COVID-19 en Europa
Unidad de Cuidados Intensivos en Italia en medio de la segunda ola de COVID-19 en Europa | Fuente: EFE

Estados Unidos aprobará en los próximos días la vacuna contra la COVID-19, un paso adelante para doblegar a un virus que castiga duramente al país, pero que tampoco cede en Europa, donde los laboratorios Sanofi y GSK anunciaron que su vacuna solo estará lista en 2021.

Un comité de expertos independientes de Estados Unidos recomendó a la Agencia de los medicamentos del país, la FDA, que dé su luz verde a la vacuna de la alianza Pfizer/BioNTech, lo que en la práctica podría significar un inicio de la vacunación desde la próxima semana.

La aprobación parece casi segura, sobre todo después de que la revista New England Journal of Medicine validara los resultados de eficacia y de seguridad de la vacuna.

Con más de 292 mil muertos por la pandemia, Estados Unidos no tiene tiempo que perder, sobre todo en estos días que registra una media de 3 mil fallecidos diarios por COVID-19.

En Europa, los laboratorios francés Sanofi y británico GSK sufrieron un duro revés ya que el viernes comunicaron que su vacuna anticovid no estará lista hasta finales de 2021, tras unos resultados peores de lo esperado en los primeros ensayos clínicos. 

El retraso desea "mejorar la respuesta inmunológica en las personas mayores", dijeron los grupos en un comunicado. La vacuna iba a estar disponible en la primera mitad de 2021 y se preveía entregar mil millones de dosis el año próximo. 

Alianza AstraZeneca/Sputnik V

El Reino Unido se convirtió esta semana en el primer país occidental en comenzar a inocular la vacuna de Pfizer-BioNTech. Canadá, Baréin y Arabia Saudita también la aprobaron.

Además, Rusia y China comenzaron ya campañas de inoculación con vacunas de producción nacional que aún no están definitivamente aprobadas.

En Moscú, el laboratorio británico AstraZeneca y Rusia anunciaron el viernes ensayos clínicos conjuntos que combinan sus dos vacunas contra el coronavirus, una vía para lograr una "mejor respuesta inmunitaria".

En América Latina, con más de 466 mil fallecidos, Argentina anunció la firma de un acuerdo con Rusia para la adquisición de Sputnik V, la vacuna rusa.

"Preocupante"

La Agencia Europea de Medicamentos ha prometido su decisión sobre la vacuna Pfizer/BioNTech antes del 29 de diciembre y sobre la candidata de Moderna el 12 de enero.

Pero mientras tanto, las restricciones impuestas en el Viejo Continente no logran doblegar una dura segunda ola de la pandemia, que deja en su suelo más de 467 mil muertos y 20 millones de casos.

Muchos países mantienen las medidas, aunque con ciertos cambios de cara a Navidad, otros se plantean endurecerlas.

Francia anunció que a partir del martes levantará el confinamiento que está en vigor desde el 30 de octubre, pero impondrá un toque de queda desde las 8 de la noche, incluso la noche de Año Nuevo.

En Alemania, elogiado por su gestión de la crisis sanitaria en la primera ola, el aumento de contagios es "preocupante" y las autoridades están "considerando" nuevas restricciones.

En Rusia, se registraron en las últimas 24 horas más de 600 muertes por coronavirus, una cifra récord para el país, azotado de lleno por la segunda ola, aunque las autoridades evitan por ahora decretar un confinamiento general de la población.

Uno de los sectores que más sufre estas restricciones es el de los restaurantes. En España, Zalacain, institución culinaria de Madrid conocida por sus patatas suflé, tuvo que cerrar tras una historia de más de cincuenta años, reflejo del sufrimiento de la alta gastronomía en Europa.

AFP