Kamala Harris
Kamala Harris, vicepresidenta electa de Estados Unidos | Fuente: EFE

La vicepresidenta electa de EE.UU., Kamala Harris, jurará su cargo el próximo miércoles con la ayuda de la jueza Sonia Sotomayor, la primera magistrada hispana del Tribunal Supremo estadounidense, informó este sábado un asesor de la compañera de fórmula de Joe Biden.

Ese plan busca subrayar el momento histórico que supondrá la investidura de Harris, que será la primera mujer vicepresidenta de Estados Unidos, además de la primera mujer de raza negra y raíces asiáticas que llegará a la Casa Blanca.

Por su parte, Sotomayor, nacida en Nueva York y cuyos padres eran puertorriqueños, se convirtió en 2009 en la primera jueza hispana en ascender al Supremo en la historia del país, tras ser nominada por el entonces presidente Barack Obama (2009-2017).

Actualmente, Sotomayor forma parte de la minoría de tres jueces progresistas del Supremo, y es probablemente la figura más admirada por los demócratas en el alto tribunal, tras la muerte el pasado septiembre de la veterana magistrada Ruth Bader Ginsburg.

Harris jurará como vicepresidenta el miércoles en una ceremonia frente al Capitolio en Washington, un poco antes de que Biden preste juramento de su cargo, en su caso frente al presidente del Supremo, el juez de tendencia conservadora John Roberts.

El juramento de ambos cargos consiste en repetir una breve frase que les recitarán Roberts y Sotomayor, y con la que Biden y Harris se comprometerán a ejercer diligentemente sus nuevos puestos y a defender la Constitución.

Mientras jura su cargo, Harris pondrá la mano encima de dos Biblias, como es tradición en el país, afirmó este sábado un asesor de la vicepresidenta electa citado por varios medios, que pidió el anonimato.

La primera Biblia que usará perteneció a una amiga de la familia de Harris, Regina Shelton; y la segunda fue propiedad del fallecido juez Thurgood Marshall, que fue el primer afroamericano que formó parte del Tribunal Supremo y es uno de los grandes referentes de la vicepresidenta electa, explicó el asesor.

Biden, por su parte, tiene previsto usar para jurar su cargo la misma Biblia que ha utilizado con ese fin durante toda su carrera política: un enorme tomo que es propiedad de su familia desde 1893, y que mide casi 13 centímetros de ancho (5 pulgadas).

El presidente electo se apoyó por última vez en esa Biblia para jurar en 2013 su segundo mandato como vicepresidente estadounidense, una ceremonia en la que también le prestó juramento la jueza Sotomayor.

La investidura se celebrará con un público reducido debido a los protocolos para evitar los contagios por COVID-19, y su dispositivo de seguridad será el más potente de la historia del país, con hasta 25 000 militares desplegados en Washington, ante los temores de nuevos ataques tras el asalto al Capitolio del día 6.

EFE