Explican la extraña muerte de la joven que apareció en un congelador en Chicago

Los forenses informaron sobre los resultados de la autopsia, que arrojan luz en un extraño caso que generó sospechas de un posible asesinato.
Kenneka Jenkins, de 19 años, apareció muerta dentro de un congelador en un hotel de Chicago. | Fuente: YouTube | The Eliot

Kenneka Jenkins (19) fue encontrada muerta dentro de un congelador de un hotel de Chicago el último 10 de setiembre. Este caso mantuvo en vilo a Estados Unidos por las extrañas circunstancias de su muerte. En un video de seguridad se le ve ingresando a un área restringida del hotel. De acuerdo el informe médico forense, la joven murió de forma accidental.

De acuerdo a The Chicago Tribune, que cita el informe, Jenkins murió por hipotermia y "exposición al frío en un congelador", así como "intoxicación con etanol y topiramato". De acuerdo a la oficina forense, la combinación de topiramato, un medicamento usado principalmente para tratar la epilepsia y migraña, y el alcohol podrían haber agravado el efecto de la baja temperatura del congelador.

Investigación. Estas dos sustancias también podrían provocar "deficiencia de memoria, concentración y coordinación, así como confusión". Jenkins fue vista por última vez la madrugada del sábado 9 de septiembre durante una fiesta en el hotel Crowne Plaza. Su familia la reportó como desaparecida ese mismo día, y su cuerpo fue encontrado dentro de un congelador el domingo.

Según sus familiares, Kenneka no tenía la receta para el topiramato, cuya concentración encontrada en su cuerpo estaba dentro de los niveles apropiados de una prescripción médica. Los forenses tampoco encontraron evidencias que indicaran que otra persona obligara a la joven a que beba alcohol contra su voluntad. Jenkins tenía los niveles de alcohol más altos que los límites para conducir.

Paso a paso. Jenkins había acudido a una fiesta en el hotel para celebrar su nuevo trabajo en un geriátrico. La joven colgó un video en sus redes sociales donde se le ve muy feliz acompañada de sus amigos. La velada transcurre con normalidad hasta la 1 de la madrugada del sábado donde la joven les dice a sus amigas que se dirige a su auto.

Las cámaras de seguridad del hotel la vuelven a captar alrededor de las 3:27 de la madrugada. Allí se le ve claramente mareada lo que impide que camine con normalidad. Minutos después ingresa a la cocina que luce vacía y sale del pleno de las cámaras de seguridad. Jenkins terminaría entrando a una cámara frigorífica donde perdió la vida.

El frigorífico donde fue encontrada muerta Kenneka Jenkins | Fuente: The Chicago Tribune
Las protestas de los familiares frente al hotel para conocer los resultados de la investigación policial | Fuente: The Chicago Tribune
Sepa más:
¿Qué opinas?