Abdalá Hasan junto a su padre, quien sí tiene la ciudadanía estadounidense.
Abdalá Hasan junto a su padre, quien sí tiene la ciudadanía estadounidense. | Fuente: Consejo de las Relaciones Estadounidense-Islámicas

La yemení Shaima Swileh, madre de un niño de dos años enfermo terminal, llegó a Estados Unidos la noche de este miércoles después de que el Gobierno accediera a darle un permiso para viajar al país y despedirse de su hijo antes de morir. La mujer aterrizó en el aeropuerto de San Francisco (California) procedente de Egipto, donde residía.

El menor, Abdalá Hasan, nació en el Yemen con una enfermedad cerebral genética pero igual que su padre, tiene nacionalidad estadounidense. Hace unos meses el padre decidió llevar al pequeño a Estados Unidos, donde ha estado ingresado en el hospital infantil UCSF Benioff de Oakland (California).

Vencer el veto

Sin embargo, a la madre le denegaron el visado en virtud del veto migratorio promovido por el presidente de EE.UU., Donald Trump, a los nacionales del Yemen, Irán, Libia, Somalia y Siria. Con el empeoramiento de la situación del niño, que ya no puede respirar por si mismo, el caso de Swileh apareció en los medios estadounidenses y la familia recibió el apoyo del Consejo de las Relaciones Estadounidense-Islámicas (CAIR, en inglés).

Este martes, después de que el CAIR presentase una demanda de urgencia en favor de Swileh, el Departamento de Estado le concedió el permiso para poder finalmente viajar. No se espera que el pequeño sobreviva mucho más y, de hecho, sus padres ya han decidido desconectarle del respirador que lo mantiene con vida.

EFE

Shaima Swileh logró reunirse con Abdalá Hasan, su hijo con una enfermedad terminal.
Shaima Swileh logró reunirse con Abdalá Hasan, su hijo con una enfermedad terminal. | Fuente: Consejo de las Relaciones Estadounidense-Islámicas