Mató a su mamá, su novia, su bebé y la pareja de su madre y lo abatieron cuando quería asesinar a su hijastra

Mark Leo Gregory Gago cometió los cuatro asesinatos con una hacha y cuchillos. La Policía de Oregón logró abatirlo cuando atacaba a una niña de 8 años, hija de su pareja.

Facebook Mark Leo Gregory Gago junto a su novia, una de sus víctimas | Fuente: Facebook Mark Leo Gregory Gago

Cuatro personas, entre ellas una bebé, fueron presuntamente asesinadas por un familiar con armas blancas como un hacha y cuchillos en una casa rural de Woodburn (Oregón), según indicó la Oficina del Forense estatal. Tras completar las autopsias, esta Oficina declaró que las víctimas del crimen, ocurrido el pasado sábado en la vivienda cercana a la ciudad de Woodburn, en el estado de Oregón, murieron por un ataque violento del homicida, quien luego fue abatido a manos de la policía.

Mark Leo Gregory Gago, de 42 años, fue señalado como sospechoso de matar a cuatro de sus familiares: madre, novia, hija y pareja de su madre, e intentar dar muerte a su hijastra, Hailey Grimm, de 8 años de edad, cuando fue abatido en el instante en que agredía a la niña violentamente. La Oficina del Aguacil del condado de Clackamas dijo en un comunicado que un fuerte traumatismo por fuerza aguda fue la causa de la muerte de Olivia Gago, de 9 meses de vida; Shaina Sweitzer, de 31 años, y Pamela Bremer, de 64 años.

Jerry Bremer, de 66 años, pareja de la madre del homicida, murió a causa de una combinación de traumatismo por fuerza contundente y trauma por fuerza aguda. Tracy Burbank, de 40 años de edad, quién compartía habitación en la casa del incidente y consiguió escapar del homicida y pedir ayuda a una vecina, resultó lesionada pero sin peligro mortal.

"Sanar y avanzar"

La vecina dijo que Burbank aseguró tras huir que Gago parecía estar bajo los efectos de las drogas. "Por favor, permítame el tiempo y el espacio para sanar y avanzar", dijo por su parte Burbank en un comunicado. Los familiares de la niña sobreviviente narraron al diario The Oregonian que Gago, con un hacha y manos ensangrentadas, agarró a la niña por el cabello, habló con acertijos, la arrojó contra una pared y le puso las manos alrededor del cuello. Los agentes le dispararon antes de pudiera proseguir.

Los familiares de la niña rescatada por la policía dijeron que "el apoyo ha sido un gran consuelo para ella, pero pedimos se respete su privacidad mientras se cura". Un memorial con velas, flores y ositos de peluche fue colocado al lado de la casa del homicidio el domingo último y una cuenta de GoFundMe a nombre de Hailey ha obtenido más de 4.120 dólares de los 5.000 que se pretende recaudar para ayudar a la niña y costear el funeral de su madre y hermana. El pasado mes de agosto, Gago había sido arrestado por posesión ilegal de un arma.

EFE

¿Qué opinas?