La visita de Mike Pence a Irlanda ha causado una nueva polémica en EE.UU. | Fuente: EFE

La decisión del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, de quedarse a dormir en un hotel propiedad del presidente Donald Trump en Irlanda ha suscitado la polémica este martes en el país después de conocerse que el mandatario podría haberle alentado a hacerlo.

Pence pasó las noches de lunes y martes en el Trump International Golf Links & Hotel en Doonbeg, una pequeña ciudad en la costa suroeste de Irlanda situada casi 300 kilómetros de distancia de la capital del país, Dublín, donde el líder estadounidense tenía reuniones con autoridades locales.

Según el diario The Washington Post, a Pence le tomó cuatro horas de tránsito en total para ir y volver a la capital irlandesa: dos horas de coche y dos de avión desde el hotel de Trump.

Pence defendió su elección asegurando que el lugar era idóneo para hospedar a los equipos de seguridad y otro personal que le acompañan.

"Si tiene la oportunidad de llegar a Doonbeg, encontrará que es un lugar bastante pequeño. La oportunidad de alojarse en el Trump National en Doonbeg, para acomodar a nuestros equipos de seguridad y otro personal, hizo (que la decisión fuese) lógica", dijo Pence en una rueda de prensa en la residencia del embajador de Estados Unidos en Dublín.

La noticia, que apareció en las portadas de las ediciones digitales de los diarios The Washington Post, The New York Times y la cadena de televisión CNN, entre otros, tomó mayor dimensión cuando un el jefe de gabinete de Pence, Marc Short, dijo que Trump había "sugerido" al vicepresidente que se quedase en su hotel.

"Cuando repasamos el viaje, fue como: 'Bueno, él irá a Doonbeg porque de ahí es de donde proviene la familia Pence' (...) 'Bueno, deberías quedarte en mi casa'", dijo Short. "No fue como un 'debe ir' ", agregó Short, que explicó que el Gobierno negoció los precios de las habitaciones con el hotel de Trump.

Pence, cuyas raíces familiares son de Doonbeg, ha viajado ahí con su esposa, su madre y su hermana.

La situación ha causado revuelo en Estados Unidos y el Comité Nacional Demócrata (DNC, en sus siglas en inglés) y algunos legisladores mostraron su desacuerdo por lo que ellos consideran un despilfarro de dinero público.

"Sus dólares de impuestos: enriqueciendo a la familia Trump", señaló el DNC en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte, un miembro demócrata de la Cámara Baja, Ted Lieu, catalogó la acción de Pence de "muy corrupta". "Hiciste un juramento a la Constitución, no a Trump. Canalizar el dinero de los contribuyentes al presidente al hospedarse en este complejo de Trump es muy corrupto", denunció Lieu. (EFE)

¿Qué opinas?