Karen McDougal
Karen McDougal conoció a Donald Trump una fiesta en la Mansión Playboy en junio de 2006. | Fuente: EFE / Wikipedia

Una exmodelo de Playboy aseguró que en 2006 mantuvo una relación de varios meses con el ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, según una información publicada hoy por la revista The New Yorker.

El artículo describe los arreglos del magnate neoyorquino para mantener sus supuestas infidelidades ocultas y cómo un medio con relación con Trump silenció justo antes de las elecciones esta historia tras haber comprado la exclusiva del relato.

The New Yorker, sin embargo, tuvo acceso a un documento manuscrito que ella misma redactó detallando la relación y cuya autenticidad fue confirmada por la propia modelo, Karen McDougal.

Según McDougal, ella y Trump se conocieron en una fiesta en la Mansión Playboy en junio de 2006 y, tras mantener contacto regular por teléfono durante un tiempo, se citaron en un hotel de Los Ángeles.

La exmodelo asegura que en esa primera cita tuvieron relaciones sexuales y que el magnate neoyorquino intentó darle dinero, algo que ella rechazó. La relación continuó durante nueve meses, durante los que se vieron en Los Ángeles y en otras ciudades, hasta que ella le puso fin.

En aquel entonces, Trump estaba ya casado con su actual esposa, Melania, y su hijo menor, Barron, tenía solo unos meses de edad. Según McDougal, el ahora mandatario -que en aquel entonces tenía un programa de televisión- le reembolsó en varias ocasiones gastos de viajes, pero siempre asegurándose de que no quedaran pruebas.

"No hay rastros de papel con él", escribió la exmodelo en el documento publicado por The New Yorker.

Vendió la exclusiva

En 2016, durante la campaña electoral que terminó con la victoria del candidato republicano, McDougal se puso en contacto con agentes para tratar de vender en exclusiva su historia.

Los derechos fueron finalmente adquiridos por el tabloide National Enquirer, que pagó 150.000 dólares y que optó por no publicar la historia.

Según varios exempleados citados por The New Yorker, el máximo responsable de la publicación, David Pecker, es un "amigo personal" de Trump y la táctica de pagar por una exclusiva simplemente para taparla es algo habitual en su negocio.

La Casa Blanca, mientras tanto, ha negado la veracidad de toda la historia y asegura que Trump nunca tuvo una relación con McDougal, según una reacción publicada por The New Yorker.

El relato de McDougal se suma a los de otras mujeres con las que supuestamente Trump ha tenido relaciones pese a estar casado. (EFE)