Angela Merkel entró en cuarentena el pasado 22 de marzo tras haber estado en contacto con un médico contagiado. | Fuente: AFP

La canciller alemana, Angela Merkel, ha abandonado ya la cuarentena domiciliaria, en la que entró el 22 de marzo por haber estado en contacto con un médico contagiado y tras haber dado negativo en sucesivos tests del COVID-19.

"La canciller ha reanudado físicamente su trabajo en la Cancillería", informó su portavoz, Steffen Seibert. Merkel había pasado los 14 días prescriptivos de cuarentena en su domicilio, desde donde siguió al frente de sus tareas en formato teletrabajo.

En estas casi dos semanas se ha sometido "a sucesivos análisis", que "afortunadamente" dieron negativo, destacó Seibert.

La gestión de la crisis del coronavirus por el Gobierno está mereciendo la aprobación mayoritariamente de los ciudadanos alemanes, muy especialmente en lo que respecta al trabajo de Merkel.

Un 63 % de los ciudadanos se dice satisfecho con el trabajo de la coalición, según el sondeo de la televisión pública ARD. Ello supone un ascenso de 28 puntos respecto al mes anterior.

La valoración positiva de la gestión del Gobierno ante la pandemia sube al 72 %. Y, en lo que respecta a Merkel, un 60 % de los ciudadanos se dice satisfecho o muy satisfecho con su liderazgo.

La estimación ciudadana hacia la canciller, con la mejor valoración entre los políticos alemanes, se ha disparado 11 puntos, hasta situarse en 66. (EFE)


¿Qué opinas?