El Vaticano negó que el Papa haya dicho que el infierno no existe: así nació esta versión

RPP Noticias conversó con Andrés Beltramo, periodista radicado en Roma, quien explicó el origen de estas declaraciones atribuidas a Francisco y que causaron polémica este Jueves Santo.

El diario italiano La Repubblica publicó este Jueves Santo que el papa Francisco, en una conversación con el periodista Eugenio Scalfari, dijo que “no existe un infierno” sino la “desaparición las almas pecadores”, versión que contradice a la doctrina tradicional del catolicismo y a lo dicho por otros papas. Ante la polémica, el Vaticano respondió después que lo supuestamente dicho por el Sumo Pontífice fue el resultado de la  “reconstrucción” del periodista y que no debe considerarse como una versión fiel de sus declaraciones.

RPP Noticias conversó este viernes con el periodista Andrés Beltramo, radicado en Roma, quien dio detalles cómo surgió esta versión. “Todo partió de una publicación de La Repubblica, que ayer dio a conocer una nota en la cual Eugenio Scalfari, un periodista histórico italiano y fundador del diario, relató un encuentro que sostuvo el martes de esta semana con el Papa en el Vaticano”, explicó al programa Encendidos. El Papa y el periodista, señaló, no son desconocidos: se han encontrado varias veces y han tenido comunicaciones en varias ocasiones privadas y por teléfono.

Sin embargo, pese a que Scalfari “ha ido varias veces al Vaticano”, las reuniones nunca “se han tratado de entrevistas”, sino que reporta charlas y conversaciones. “Es como que, para que se entienda en Perú, un periodista importante sea invitado a Palacio y el presidente o un ministro le revele, en una conversación de café, detalles de un plan importante y que después lo vaya a escribir sin explicar el sentido y el sustrato, y además sin haber grabado las conversaciones, sin poder ofrecer exactamente los términos del plano, la estructura o proyecto que se está reportando. Eso fue lo que pasó con el Papa”.

Elegir una versión

Según la versión de Scalfari en La Repubblica de Italia, esto fue lo que dijo Francisco:

"No son castigadas (las almas malas). Las que se arrepienten obtienen el perdón de Dios y van a las filas de las almas que lo contemplan, pero las que no se arrepienten y por lo tanto no pueden ser perdonadas, desaparecen. No existe un infierno, existe la desaparición de las almas pecadoras".

Al respecto, Beltramo comentó que “este encuentro que tuvo Scalfari no fue grabado. Él le hacía preguntas sobre filosofía, teología, después se acordó de un par de respuestas que el Papa dijo, teóricamente, se sentó en la computadora, reconstruyó la conversación genéricamente y la publicó”. Además, señaló que “la Iglesia establece que van al infierno o si hay un mínimo arrepentimiento, al purgatorio”.

La respuesta del Vaticano fue esta: reconocieron que hubo una reunión, pero negaron lo reportado por Scalfari.

“El Santo Padre Francisco recibió recientemente al fundador del periódico La Repubblica en una reunión privada con motivo de la Pascua, sin darle ninguna entrevista. Lo que informa el autor en el artículo de hoy es el resultado de su reconstrucción, en la que no se citan las palabras textuales pronunciadas por el Papa. Por lo tanto, ninguna cita del artículo antes mencionado debe considerarse una transcripción fiel de las palabras del Santo Padre”.

“Incongruencias”

Más allá de si confía más en la versión del periodista o la del Vaticano, Beltramo cree que la cita atribuida por Scalfari al Papa Francisco es “es un poco incongruente”. “Es un poco extraño porque estamos hablando de un Papa que en cinco años de pontificado ha hablado mucho del demonio, de la condenación, del pecado”

“Incluso en la misma Plaza de San Pedro él en algún momento puso las manos durante a una audiencia público a una persona que después se supo que era un endemoniado, que estaba poseída por el dominio”, aseguró. “Hay imágenes donde se ve que el Papa interviene y pone las manos a esta persona, que emite un grito fuerte y junto a él estaba el exorcista de la persona”.

Beltramo agrega que si bien la reunión entre Scalfari y el Papa sí ocurrió, “en ningún momento había sido una entrevista, por lo tanto no podría saber el Papa que lo que él decía iba a ser reportado exactamente”. “Tampoco fue grabada, fue parte de una reconstrucción hecha a posteriori que, como dijo el Vaticano, no puede ser atribuida en sus entrecomillados a la persona del Papa. Esa fue la situación que quedó desmentida”.

¿Qué opinas?