Shaun May y su esposa Laura | Fuente: Facebook de Shaun May

Un hombre intentó asesinar a su esposa a puñaladas luego de pedirle que se vendara los ojos con un paño de cocina para entregarle una sorpresa. El hecho ocurrió en Tunbridge Wells, condado de Kent, en Reino Unido.

La mujer identificada como Laura (34) reveló, durante el juicio contra su pareja Shaun May, que acababan de regresar de vacaciones en Corea del Sur cuando se registró el intento de homicidio. Ella precisó que en los 14 meses de matrimonio no habían tenido ningún episodio de violencia.

"Hubo cierta actividad sexual antes de que Shaun le dijera que tenía un regalo para ella y pedirle que cerrara los ojos. Ella lo hizo y él salió de la habitación", señala el fiscal Robin Griffiths. La mujer esperaba recibir un pequeño perro, añadió. 

Luego el esposo regresó y comenzó a contar de diez a cero, incluso llegó hasta los números decimales para generar suspenso y expectativa en Laura. Pero cuando la mujer lo apresuró recibió el impacto de un cuchillo entre el cuello y el hombro.

"Al principio pensó que era un cachorro que se aferraba a su piel, pero luego se dio cuenta de que sentía frío y sintió algo goteando por su espalda", relata el fiscal.

Tras el ataque, Shaun intentó atentar contra su propia vida con el mismo cuchillo. Pero al ver las heridas que ocasionó en Laura, decidió conducirla al hospital. En el juicio, donde se le halló culpable de intento de homicidio, el hombre afirmó que apuñaló a su esposa porque lo habían despedido de su trabajo el día anterior y no sabía cómo harían para cancelar sus deudas.

El hombre fue encontrado culpable de intento de asesinato. 

¿Qué opinas?