Centenares de simpatizantes de Stalin acuden cada 5 de marzo a su tumba, situada a los pies de la muralla del Kremlin. | Fuente: EFE

La Policía rusa detuvo hoy a dos jóvenes, miembros de un movimiento anticomunista, después de que uno de ellos arrojara claveles a la tumba del líder soviético Iósif Stalin al grito de "¡arde en el infierno, verdugo!".

Según el portal Znak.com, el incidente tuvo lugar durante un acto organizado por simpatizantes del dirigente soviético con ocasión del 66º aniversario de su muerte.

"¡Arde en el infierno, verdugo del pueblo y asesino de mujeres y niños!", dijo el joven activista instantes antes de ser detenido por agentes de seguridad, según ese medio ruso.

Centenares de simpatizantes de Stalin acuden cada 5 de marzo a su tumba, situada a los pies de la muralla del Kremlin, para realizar ofrendas florales y participar en la acción "Dos claveles para el compañero Stalin".

Los activistas detenidos hoy forman parte del proyecto "Descomunización", que aboga por una "investigación pública de los crímenes cometidos por el régimen totalitario comunista y su condena" y reclama la prohibición del uso de los símbolos comunistas con fines políticos.

Mientras, el Partido Comunista de Rusia insiste en que el papel histórico del dictador que gobernó la Unión Soviética entre 1924 y 1953 fue positivo para el país.

La imagen de Stalin, quien dirigió con mano de hierro la URSS durante más de un cuarto de siglo y fue responsable de millones de muertes, ha mejorado en los últimos años y cada vez son menos los rusos que le consideran un dictador sanguinario.

Según una encuesta realizada en 2017, el 38 % de los rusos considera a Stalin el personaje más extraordinario de todos los tiempos. (EFE)


¿Qué opinas?