Una gigantesca ola rompió ventanas e inundó un restaurante italiano

El agua del mar superó la resistencia de los trabajadores quienes bloqueban la entrada. Este es uno de los efectos de una fuerte tormenta que golpea el sur y el norte de Italia desde hace más de dos semanas. 

Momentos del ingreso de las olas. | Fuente: Cámaras de seguridad de Bagni Maddalena.

Una gigantesca ola rompió los cristales de un restaurante italiano, e inundó toda la sala de comedor justo cuando los trabajadores de limpieza realizaban sus labores. Las imágenes captadas por las cámaras de seguridad mostraron el nivel de impacto de una tormenta que golpea Italia

Según el Daily Mail el hecho se produjo la noche del 29 de octubre en el restaurante Bagni Maddalena, ubicado en el paseo marítimo, localidad de Arenzano, provincia de Génova, al norte de Italia cuando el local se encontraba cerrado al público.

Los primeros segundos de la grabación grafican a cinco personas, con la mirada fija hacia los cristales, pues se avecina la ola que rompe en las rocas y después salta hacia la fachada del establecimiento, pero éstas buscan impedir a toda costa que el agua entre y por ello sostienen con las manos los cristales.

No resistieron a la fuerza de la naturaleza y el mar ingresó arrastrando a su paso sillas, mesas y artículos de cocina. Uno de los trabajadores fue empujado y cae al suelo, mientras sus demás compañeros tratan de ponerse a salvo.

El Departamento de Protección Civil de Italia informó que seis regiones permanecen en alerta naranja por las lluvias. Veneto, Friuli Venezia Giulia y Emilia-Romagna, en el norte, y las de Calabria, Sicilia y Cerdeña, en el sur. El pasado 29 de octubre, la marea subió hasta los 156 centímetros en Venecia marcando un nivel máximo desde 2008.

Con información de EFE

Sepa más:
¿Qué opinas?