El cadáver del animal hallado en la selva | Fuente: Instituto Bicho D’agua

(Agencia N+1 / Víctor Román). Una ballena jorobada de 11 metros de largo fue encontrada muerta en la selva brasileña. El hallazgo ha sorprendido a los expertos, quienes no sabe cómo un animal de 10 toneladas llegó a dar en el área boscosa a unos 15 metros del mar, a kilómetros de su hábitat. El mamífero marino fue descubierto el último viernes en medio de la maleza en la isla de Marajo, frente a la playa de Araruna, en la desembocadura del río Amazonas. Los científicos creen que murió en el mar y pudo haber terminado en la zona boscosa después de que las mareas altas lo arrojaran tierra adentro, lejos del océano.

Un equipo de Sema, la Secretaría del Medio Ambiente, fue a la región para inspeccionar los restos y para recopilar información que podría ayudar a explicar cómo la criatura acuática se estrelló en la selva: se cree que es el animal es un ballenato de 1 año. El video tomado en ese momento muestra al mamífero extendido en un manglar rodeado de árboles, sin signos visibles de lesiones. Los biólogos de la ONG Bicho D'agua Institute sospechan que el cetáceo se pudo haber enredado en los manglares después de ser arrojado a tierra por la marea alta. Por otro lado, The Maritime Herald sugirió que el animal pudo haber muerto al tragar plásticos marinos y que el cuerpo fue lavado en el interior.

Dirlene Silva, del Sema, dijo que encontraron al animal debido a la presencia de unos buitres. "Solo encontramos la ballena debido a la presencia de aves rapaces de rapiña", dijo Silva a Journal O Liberal. “Los buitres fueron vistos dando vueltas sobre el cadáver que se encontró escondido en la selva a cierta distancia del mar”, añadió. Los biólogos del Instituto Bicho D'agua han sido llamados para recoger muestras forenses para determinar la causa de la muerte. Creen que el enorme animal, que tiene casi dos metros de ancho, ya estaba muerto cuando fue llevado por enormes olas a ese lugar.

Doblemente extraño

"Todavía no estamos seguros de cómo llegó aquí, pero suponemos que la criatura estaba flotando cerca de la costa y la marea, lo que ha sido bastante considerable en los últimos años", dijo Renata Emin, presidenta del proyecto y especialista marina. "Junto con esta asombrosa hazaña, nos sorprende lo que está haciendo una ballena jorobada en la costa norte de Brasil durante febrero porque esto es algo muy inusual"

Según la experta, las ballenas jorobadas se ven normalmente entre agosto y noviembre en Bahía, en la costa noreste una zona de cría y parto muy conocida. Luego las ballenas emigran a la Antártida para alimentarse. “Las ballenas jorobadas no suelen viajar al norte. Tenemos un registro de una que aparece en el área hace tres años, pero es raro”, agregó la bióloga. "Creemos que este es un ballenato que pudo haber estado viajando con su madre y probablemente se perdió o se separó durante el ciclo migratorio entre los dos continentes".

Los investigadores dijeron que como no hay razones claras por las que murió, solo una autopsia determinará la causa de la muerte. “Dependiendo del estado de descomposición, es posible que ya se haya perdido alguna información”, dijo Emin. “Estamos recopilando toda la información que podemos obtener e identificando marcas y heridas en su cuerpo para ver si fue atrapado en una red o si fue golpeado por un bote”. 

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.


¿Qué opinas?