Rio de Janeiro
Las autoridades buscan disminuir las aglomeraciones de personas con esta medida. (Foto referencial) | Fuente: AFP

Rio de Janeiro autorizó la apertura de los centros comerciales las 24 horas del día como forma de evitar las aglomeraciones durante las compras de fin de año, desoyendo la recomendación de reforzar las restricciones por el repunte de la COVID-19 en Brasil.

Según indicó el alcalde, Marcelo Crivella, esta medida se aplicará durante todo el mes de diciembre y busca evitar sobrecargas en el transporte público. Además, anunció el cierre de las escuelas municipales que desde el mes pasado retomaban gradualmente y de forma voluntaria las clases para algunos grados.

"Los shoppings y centros comerciales serán autorizados a funcionar las 24 horas del día para que la población no tenga que apresurarse", sostuvo Crivella en una conferencia de prensa.

Desde hace algunas semanas, el estado de Rio de Janeiro y en especial su capital homónima registran un aumento de contagios y hospitalizaciones por la COVID-19 que empiezan a saturar nuevamente el sistema público de salud.

Un comité científico que asesora a la alcaldía recomendó esta semana el cierre de escuelas y playas, así como restringir los horarios en bares y restaurantes, pero las autoridades aseguran que un mayor control en la aplicación de las medidas vigentes y un aumento de la capacidad hospitalaria serán suficientes para impedir el aumento de la curva de casos y de muertes.

"Parece que estuviera todo liberado, pero no lo está", dijo el gobernador interino del estado de Rio, Claudio Castro.  

Rio de Janeiro vivió el auge de la pandemia en mayo y junio, y desde entonces inició un proceso gradual de reapertura y cerró algunos hospitales de campaña ante una estabilización de la situación sanitaria. 

Fuera del uso obligatorio de mascarillas en los espacios públicos, en los últimos meses, la ciudad parece haber retomado su ritmo habitual, con grandes aglomeraciones en las playas, en el transporte público e incluso en eventos sociales sin medidas de protección.

Brasil superó el jueves los 6,4 millones de contagios y las 175 000 muertes por el nuevo coronavirus, 755 en las últimas 24 horas.

Más de 22 000 de esas muertes ocurrieron en el estado de Rio, que acumula la mayor tasa proporcional de decesos del país: 133 por cada 100 000 habitantes, frente a 83 en todo el país o a 93 en Sao Paulo, el estado más poblado, que suma 42 600 decesos.

AFP