La enfermedad ya se ha extendido a 26 de los 27 estados del país. | Fuente: EFE

El número de casos de coronavirus en Brasil llegó a 1.000 y el de muertos por la enfermedad a doce, según los datos registrados al mediodía de este sábado por las secretarías regionales de salud en el país más poblado y más afectado por la pandemia en América Latina.

Las cifras muestran la rápida expansión de la enfermedad en el país, ya que, en su último boletín, en la noche del viernes, el Ministerio de Salud contabilizaba 904 casos y 11 muertes.

Según las secretarías regionales, la enfermedad ya se ha extendido a 26 de los 27 estados del país tras la confirmación hoy del primer caso en el estado amazónico de Maranhao.

Tan sólo el estado de Roraima, igualmente en la Amazonía, continúa inmune al virus.

Sao Paulo, el estado más poblado y afectado por la enfermedad, ha registrado 396 de los 1.000 casos y 9 de las 11 muertes. Enseguida se ubican Río de Janeiro, con 110 casos y 2 óbitos; Brasilia (87 casos), Ceará (68), Río Grande do Sul (56) y Minas Gerais (38).

La última muerte, la duodécima, fue confirmada este sábado en Petrópolis, municipio en la región serrana del estado de Río de Janeiro y la víctima, como todas las demás, era una persona de más de 60 años que sufría de otras enfermedades, es decir que estaba en los grupos de riesgo.

La rápida expansión del coronavirus obligó al Gobierno brasileño a declarar el viernes que el virus es transmitido de forma local y comunitaria en todo el país, es decir que ya no se limita a pacientes que lo contrajeron en el exterior o a sus allegados.

Pese a que tan sólo cinco de los 27 estados brasileños han registrado casos de transmisión comunitaria del coronavirus, el Ministerio decidió declarar que la situación se ha extendido a todo el país para facilitar las acciones de combate a la pandemia.

Ello debido a que, según explicó el ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, ese estado excepcional permite a las autoridades de todo el país ordenar el aislamiento por al menos 14 días de personas que presenten los síntomas de la enfermedad y aislar a los mayores de 60 años, uno de los grupos de riesgo más vulnerable. (EFE)