Ecuador vive una crisis social en respuesta a las medidas económicas del presidente Lenín Moreno. | Fuente: AFP | Fotógrafo: MARTIN BERNETTI

El gobierno del presidente ecuatoriano Lenín Moreno enfrenta a masivas protestas sociales que estallaron la semana pasada en reacción al alza del precios de combustibles, una medida pactada con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para poner fin a los subsidios de los hidrocarburos.

Varios miles de indígenas y campesinos de Ecuador marcharon este miércoles en Quito de manera pacífica y bajo un fuerte dispositivo de las fuerzas de seguridad. No obstante, en la misma zona se registraron violentas protestas de otros grupos que rechazan la eliminación de los subsidios por considerar que el alza de coste del galón de combustible incidirá en los costas de la canasta básica.

En la ciudad costera de Guayaquil, hasta donde Moreno trasladó el lunes la sede del Ejecutivo amparado en el estado de excepción decretado el jueves último, se registraron manifestaciones en la mañana, que las fuerzas del orden dispersaron con gases lacrimógenos. Sin embargo, la tarde se caracterizó por una marcha por la paz, liderada por la alcaldesa conservadora, Cynthia Viteri y por su antecesor, Jaime Nebot.

 En medio de las protestas que sacuden al Gobierno, el expresidente ecuatoriano Rafael Correa urgió este miércoles al actual mandatario, Lenín Moreno, a convocar elecciones anticipadas ante las protestas ciudadanas contra sus medidas económicas, y se ofreció a ser candidato pese a que cree que no le "dejarán" participar.

Más de 760 detenidos

El ministerio del Gobierno informó que 766 personas han sido detenidas desde que se iniciaron las protestas el jueves pasado. Según la institución la mayor cantidad de detenidos se registran en la ciudad costera de Guayaquil (177), seguido por la de Quito (163).

En repetidas ocasiones, la ministra de Gobierno, María Paula Romo, ha señalado que la mayor parte de personas, especialmente en Guayaquil, fueron detenidas por actos de vandalismo. En la provincia de Chimborazo, situada en la zona andina del país, se ha detenido a 65 personas, mientras que en la de Sucumbíos, en la frontera amazónica con Colombia, a 43. 

Pérdidas económicas

Ecuador, para el cual el crudo es su principal producto de exportación, paralizó las operaciones del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) por un "bajo stock" en los depósitos en la selva de la Amazonia, donde manifestantes ocuparon instalaciones hidrocarburíferas que derivaron en que varios pozos debieran ser "apagados", indicó el ministerio.

El país sudamericano también cuenta con un oleoducto de propiedad privada, con capacidad para unos 450.000 b/d, que utiliza para evacuar parte de su producción desde los campos en la selva amazónica hasta un puerto en el Pacífico para completar el abastecimiento a una refinería local y los compromisos de exportación.

El ministerio señaló que el SOTE paralizó sus operaciones el miércoles hacia el mediodía "debido a la baja entrega de crudo por suspensión de operaciones de los campos petroleros", a cargo de la estatal Petroamazonas, que fueran "tomados por grupos ajenos" a la empresa.

"Se estiman, hasta hoy, pérdidas por alrededor de USD 12,8 millones, debido a que se han dejado de producir 231.800 barriles de crudo", agregó.

Toque de queda

El presidente Lenín Moreno ordenó el martes restringir el tránsito nocturno alrededor de las sedes públicas, ante las protestas sociales que acechan al Congreso y a la casa de gobierno. La libertad de tránsito y movilidad quedó restringida entre las 20:00 horas y 5:00 horas locales para las "áreas aledañas a edificaciones e instalaciones estratégicas tales como edificios donde funcionan las sedes" del Estado. Moreno declaró el estado de excepción por 60 días para que las Fuerzas Armadas asuman el papel de restablecer el orden, periodo en el que regirá el toque de queda.  

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) rechazó restricción a la movilización en algunas zonas del país, una medida que consideraron como dictatorial ante las protestas contra el Gobierno.

Con este tipo de decisiones, el Gobierno demuestra "su debacle y la incapacidad de las autoridades para responder frente a la movilización social y el acumulado de acciones de resistencia" en todo el país, señaló la Conaie en un comunicado difundido esta noche. El movimiento indígena ratificó, además, que mantendrá la movilización nacional a la que convocó desde el pasado jueves. (Con información de EFE y AFP)

Sepa más:
¿Qué opinas?