Se lanzan bolas de fuego: la riesgosa celebración en honor a la Virgen de la Inmaculada Concepción

Cientos de pobladores de Guatemala se reunieron en un parque para una peculiar celebración maya en homenaje a la Virgen de la Inmaculada Concepción.

Cientos de pobladores de Guatemala se reunieron en la noche del sábado en un parque céntrico del pueblo de San Cristóbal Verapaz para una peculiar celebración maya en homenaje a la Virgen de la Inmaculada Concepción, lanzándose bolas de fuego que los exponen a quemaduras.

"Esto de alguna manera lleva su riesgo, la gente está expuesta a que la quemen y lastimen, pero aquí no hay culpables, no hay mala intención, el objetivo es la diversión y la adrenalina que da esta tradición", dice a la AFP Freddy Coy Chen, residente del pueblo ubicado a unos 210 km al norte de la capital guatemalteca.

A sus 51 años, recuerda que su fallecido padre solía participar de esta fiesta de origen indígena desde los 5 años.

Cuestión de costumbre

Los participantes se lanzan bolas de fuego que pesan entre 4 y 5 kilos, amarradas con alambre de hierro.

"La tradición se ha mantenido por más de 100 años; son bolas de fuego de gas y esto lleva riesgos, que están latentes; el que va al parque se expone a que pueda salir quemado", reconoce.

Por ello, dice, las autoridades mantienen una pileta llena de agua en el centro del parque. Si alguien resulta herido, agrega Coy Cohen, "no hay culpables (...) las autoridades policiales no se meten".

En la celebración anual, cuenta Juan Carlos Coy Flores, de 21 años, "participa gente de todo el pueblo, amigos y conocidos". El joven reconoce que en los primeros minutos participar da un "poco de miedo, (pero) con la adrenalina se le quita a uno".

El atuendo ideal, comenta, es ropa vieja, debido al alto riesgo de que la vestimenta quede arruinada. AFP

¿Qué opinas?