Jair Bolsonaro | Fuente: AFP

El mandatario de Brasil, el derechista Jair Bolsonaro, reiteró este jueves que si la expresidenta argentina Cristina Fernández vuelve al poder Argentina se convertirá en una Venezuela y, por ello, pidió a Dios que impida su eventual regreso.

El capitán de la reserva del Ejército volvió a expresar su preocupación con el regreso al poder del peronismo en las elecciones presidenciales de octubre próximo, en especial la corriente kirchnerista, encabezada por Fernández, quien aún no ha confirmado si se lanzará a la carrera electoral.

"Con la vuelta de Cristina (Fernández) Kirshner -pido a Dios que no suceda- nuestra querida Argentina se convertirá en una Venezuela", afirmó el presidente brasileño durante un pronunciamiento a través de su canal de Facebook.

Bolsonaro resaltó que Fernández (2007-2015) está vinculada a los expresidentes brasileños Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, a Cuba y a la Venezuela de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, a quienes culpa del declive económico de la región.

En medio de una grave crisis económica, Argentina celebrará elecciones presidenciales dentro de seis meses, a las cuales Macri se presentará para su reelección.

Del lado de la oposición no hay una definición clara, pues un buen número de peronistas de diferentes corrientes tienen la ambición de disputar la Presidencia e, incluso, se baraja la posibilidad de una candidatura de Cristina Fernández, quien mantiene silencio.

"Espero que nuestros hermanos argentinos se conciencien de eso. Si Macri no está yendo bien, paciencia, luchen para mejorar, o (escojan) alguien de su línea, pero lo que no puede es volver Cristina", agregó.

Bolsonaro recordó que durante la campaña electoral del pasado octubre ya advirtió a los electores que si el Partido de los Trabajadores liderado por el encarcelado expresidente Lula vencía los comicios, Brasil también se convertiría en una Venezuela.

Venezuela vive una profunda crisis política, social y económica, la cual ganó esta semana un nuevo capítulo tras el efímero levantamiento liderado por el líder de la oposición, Juan Guaidó, reconocido como mandatario interino por más de 50 países.

El Gobierno brasileño insistió este jueves que el movimiento liderado por Juan Guaidó "no fue derrotado" y reiteró que "hará todo lo posible, dentro de los límites" para que Venezuela recupere la normalidad.

EFE

¿Qué opinas?