Vista aérea de las áreas quemadas de la selva amazónica, cerca de Porto Velho, estado de Rondonia, Brasil, el 24 de agosto de 2019. El presidente Jair Bolsonaro autorizó el viernes el despliegue de las fuerzas armadas de Brasil para ayudar a combatir los incendios en la selva amazónica, como un crecimiento global El clamor por las llamas provoca protestas y amenaza un gran acuerdo comercial | Fuente: AFP | Fotógrafo: CARLOS FABAL

El ministro de Defensa de Brasil, Fernando Azevedo e Silva, afirmó este lunes que los incendios en la Amazonía están "bajo control" tras el despliegue de más de 2.500 militares y lluvias reportadas en algunas de las regiones afectadas.

"Se ha exagerado un poco de que la situación está fuera de control, no lo está. Tuvimos picos de incendios mucho mayores en otros años", dijo Azevedo e Silva a periodistas tras reunirse con el presidente Jair Bolsonaro y otros ministros para analizar la crisis por los fuegos en la Amazonía. "Es lógico, la situación no es simple pero está bajo control y se está enfriando", añadió.

Hasta el domingo por la tarde se registraron 80.626 incendios en todo Brasil en lo que va de año, un 78% más que en el mismo periodo de 2018, según datos del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE).

El ministro aseguró que el despliegue de más de 2.500 militares, cientos de vehículos y decenas de aeronaves han ayudado a aplacar los incendios, además de que los focos ígneos han disminuido debido a las lluvias en el oeste de la Amazonía.

Lluvia en zonas afectadas

"Hasta la meteorología ayudó porque en una parte de la Amazonía oeste hoy hubo una situación de lluvias. Eso ayuda bastante". En los estados de Amazonas y Roraima, en el noroeste; y en los de Amapá, Maranhao y Tocantins, en el norte, las condiciones son buenas, pero la situación "preocupa un poco" en Acre, Rondonia y Pará, detalló.

Porto Velho, la capital de Rondonia, amaneció este lunes bajo una neblina de humo y olor a quemado debido a los vientos de los incendios, reportaron periodistas de la AFP. Dos aviones cisterna Hércules C-130 comenzaron a lanzar decenas de miles de litros de agua en las zonas incendiadas.

Apoyo internacional

Bolsonaro se reunirá con los gobernadores de esos estados este miércoles para analizar la situación, anunció él mismo en su Twitter. Azevedo e Silva afirmó que se espera reforzar los operativos con la ayuda de Chile y Ecuador, que ofrecieron asistencia con 30 brigadistas especializados cada uno y cuatro aviones cisterna el primero y uno el segundo.

Israel, de su lado, ofreció enviar pronto "100 toneladas de material anti incendios" para evitar la propagación del fuego, indicó a la AFP la portavoz de la embajada israelí en Brasil. También se espera ayuda de Estados Unidos, pero no se detalló de qué tipo.

Bajo presión interna e internacional por los devastadores incendios, el presidente Bolsonaro ordenó el viernes un operativo militar para detener los fuegos que destruyen una de las zonas más biodiversas del mundo.

AFP

Soldados bolivianos caminan en una zona quemada en el Parque Nacional Otuquis, en la ecorregión del Pantanal del sureste de Bolivia. | Fuente: AFP | Fotógrafo: AIZAR RALDES
¿Qué opinas?