Marcelo Odebrecht pasará el resto de su condena de 10 años en una mansión

Durante los últimos dos años y medio de su condena solo tendrá arresto domiciliario durante los fines de semana.
La mansión de Odebrecht tiene 3,000 m2 y está ubicada en uno de los barrios más acaudalados de Sao Paulo. | Fuente: RPP

El magnate brasileño Marcelo Odebrecht, implicado en el escándalo de corrupción luego de que su empresa sobornó a funcionarios en América Latina, Estados Unidos y Angola, pasará a tener prisión preventiva desde el martes.

Odebrecht (49 años) pasó dos años y medio en una cárcel de Curitiba y pasará el resto de su sentencia de 10 años por corrupción y lavado de activos en su lujosa mansión en Sao Paulo.

Su constructora era un símbolo de Brasil hasta que su caída provocó una grave crisis política que ha replicado incluso en el Perú. Dos expresidentes, Alejandro Toledo y Ollanta Humala, han recibido prisión preventiva por supuestos vínculos con la empresa. Pedro Pablo Kuczynski, el actual presidente, afronta una grave crisis política luego de que Odebrecht envió en detalle los pagos que hizo a una empresa suya entre 2004 y 2007.

Odebrecht luego de ser detenido. | Fuente: RPP

Siempre cómodo

Marcelo Odebrecht fue detenido el 19 de junio de 2015 acusado de pagar sobornos a decenas de líderes políticos en Brasil. El arresto fue parte de la Operación Lava Jato (‘lavadero de autos’), que destapó un año antes la inmensa red de corrupción entre políticos y empresarios para obtener licitaciones de la estatal Petrobras.

Según detalla la agencia AFP, Odebrecht ha tenido condiciones cómodas en Curitiba. Microondas, refrigerador y televisión con las puertas de su celda siempre abiertas. Pero ahora cumplirá su condena aún más ajustado a su condición de millonario. Según la prensa brasileña, viajará a Sao Paulo con escolta policial en su jet privado. Una vez en la megalópolis, se reencontrará con su esposa Isabela y sus tres hijas en una lujosa mansión del barrio Morumbi.

Un portavoz del caso Lava Jato confirmó cómo será el resto de la sentencia de Odebrecht: dos años y medio de arresto domiciliario con tobillera electrónica y cinco años de pena que mezclarán salidas diurnas durante la primera mitad. En los últimos dos años y medio deberá permanecer en casa solo durante los fines de semana.

Marcelo Odebrecht tuvo acceso a los más altos círculos de poder en el país. En la foto, junto a Alan García y Jorge Barata, representante de Odebrecht en el Perú. | Fuente: La República
Sepa más:
¿Qué opinas?