La Torre Eiffel, uno de los monumentos más emblemáticos del mundo, apagó sus luces este miércoles como una muestra de apoyo a la ciudad siria de Alepo, que hoy vivió nuevos enfrentamientos entre el ejército sirio y facciones rebeldes que frustraron la evacuación de civiles.

La alcandesa de París, Anne Hidalgo, dijo el objetivo de esta "medida simbólica" era concientizar al mundo sobre la difícil situación que se vive en esta ciudad siria, en donde en los úlitmos días más de 10 mil personas huyeron y donde se registra una escases de alimentos y medicinas.

Para hoy estaba previsto un alto al fuego para llevar a cabo una evacuación en Alepo de civiles y rebeldes; sin embargo, facciones rebeldes e islámicas frustraron dicha tregua al abrir fuego en los puntos de contacto entre los barrios controlados por las autoridades y los que están en poder de la oposición.

Ello produjo que las fuerzas sirias respondieran con artillería contra los distritos dominados por los insurgentes, mientras que los rebeldes han lanzado cohetes contra los barrios en manos de las tropas gubernamentales en el oeste de la urbe. Estos ataques han causado al menos diez muertos y una treintena de heridos, la mayoría en áreas controladas por las fuerzas armadas sirias.

 

Sepa más: