Vladimir Putin
Vladimir Putin | Fuente: EFE

La salud del presidente de Rusia, Vladímir Putin, está siendo protegida al máximo para que no contraiga la COVID-19, aseguró este viernes el Kremlin, después de que el primer ministro, Mijaíl Mishustin, se infectara con el nuevo coronavirus.

"Por supuesto, estos días, especialmente con respecto al jefe de Estado, la protección de la salud es la máxima posible", declaró el portavoz presidencial, Dmitri Peskov, en una entrevista en el programa "Moscú. Kremlin. Putin", de la que un extracto fue publicado en la cuenta de Instragram del presentador, Pável Zarubin.

El presidente ruso mantiene desde hace semanas únicamente reuniones por videoconferencia desde su residencia campestre en Novo-Ogariovo, a las afueras de Moscú, después de que el médico con el que se reunió en un hospital diera positivo por coronavirus.

Mishustin informó este jueves por medios telemáticos a Vladimir Putin de que ha contraído el coronavirus, por lo que tendrá que dejar de ejercer temporalmente sus funciones.

El primer ministro, de 54 años, será ingresado en una clínica, donde estará bajo observación médica.

Precisamente, este Primero de Mayo se celebran cien días desde la formación del Gobierno de Mishustin, que apenas asumir el cargo ya se ha tenido que enfrentar a la lucha contra el coronavirus.

De hecho, el primer ministro es una de las caras más visibles de la lucha contra la COVID-19, junto al alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, y la jefa sanitaria, Anna Popova.

Debido al contagio, Mishustin ha tenido que ceder el cargo al viceprimer ministro Andréi Beloúsov.

Vladimir Putin, que ha asegurado que no se tomarán decisiones económicas importantes sin consultar a Mishustin, había encargado hace dos días al primer ministro que presentara el 5 de mayo recomendaciones para iniciar el proceso de desconfinamiento gradual y por regiones en caso de que la situación epidemiológica lo permita.

(Con información de EFE)