Más de 100.000 venezolanos se abastecieron de víveres en Colombia

El sábado y el domingo últimos cruzaron la fronteras en busca de alimentos, artículos de higiene personal, medicamentos y otros productos que no hay en su país.

Más de 100.000 venezolanos cruzaron a lo largo del fin de semana la frontera con Colombia, abierta temporalmente para la ocasión, donde compraron alimentos, artículos de primera necesidad y medicamentos que escasean en su país.

Cruzando la frontera. Inicialmente, las autoridades de los dos países habían previsto abrir el "corredor humanitario" por los pasos fronterizos que unen la ciudad colombiana de Cúcuta con las venezolanas de San Antonio del Táchira y Ureña el domingo, pero la expectación hizo que miles de personas se apostaran en la frontera desde el sábado. Ante esa presencia de venezolanos, las autoridades abrieron el paso por el que cruzaron unas 44.000 personas el sábado y alrededor de 63.000 el domingo, según datos de la cancillería colombiana.

Agradecidos. Quienes cruzaban, hombres, mujeres y niños, lo hacían agradecidos a Colombia y, en algún caso, emocionados. Del lado colombiano les recibieron agentes migratorios, policías y militares, a los que saludaron, hicieron fotos e incluso abrazaron entre lágrimas por permitirles el acceso a Colombia a comprar alimentos y comida.

La reapertura de la frontera, tras casi un año cerrada, había sido anunciada para este domingo. No obstante, el sábado se abrió el paso por orden del gobierno venezolano, lo que se tradujo en que miles de personas viajaron a la ciudad colombiana de Cúcuta para comprar alimentos. | Fuente: EFE/AFP

Pancartas. La necesidad de acudir por alimentos, paliada parcialmente con la visita de este fin de semana, se plasmó en algunas pancartas que portaban los ciudadanos venezolanos. "Feliz día del niño. Por fin comida digna y un paseo para mis hijos #mujerguerrera", se podía leer en el cartel que portaba una venezolana entre la multitud en el puente internacional Simón Bolívar, entre Cúcuta y San Antonio.

Testimonios

Compras y paseo. "Estoy feliz y contenta porque voy a comprar lo que necesito para mi hogar, porque no soy una persona millonaria y necesito comprar alimentos a buen precio y no al precio de 'bachaqueo' (contrabando) como en Venezuela", declaró Coromoto Ramírez, comerciante de 45 años. Por su parte, la profesora jubilada Elena Bautista, de 54 años, dijo que "es una alegría ver este mar de personas, y vamos en busca de comida y de pasar un rato divertido, porque a eso también vamos". Agregó que cruza la frontera para comprar "porque en Venezuela no se consigue nada. Yo vivo en Rubio (Táchira), y allá no hay comida".

Largo viaje. Elio Camacho, de 27 años, dijo que viajó desde Barquisimeto (Lara, a 580 km del paso fronterizo), para abastecerse de alimentos y medicinas. "Viajé siete horas pero conseguí lo que buscaba", manifestó mientras retornaba a territorio venezolano con las compras. Visiblemente agotada por el viaje de más de 800 km que hizo desde Caracas a San Antonio del Táchira, Beatriz González, madre de familia, narró que decidió ir a comprar a Cúcuta porque en la capital venezolana "es poco lo que se consigue de comer". "Tengo una niña de dos años y no le he conseguido leche (en Caracas). Voy a buscar leche, azúcar, arroz, lo que nos dejen comprar y pasar", dijo.

La llegada de venezolanos generó un riesgo de que los establecimientos de Cúcuta se desabastecieran, especialmente debido a un paro camionero y numerosos cortes de carreteras en Colombia. | Fuente: AFP


Sepa más: