Varios venezolanos empezaron a caminar este domingo desde el interior hacia la capital del país caribeño para participar en una marcha prevista para el próximo jueves y que fue convocada por la oposición venezolana para exigir que se active el referéndum revocatorio contre el mandato del presidente, Nicolás Maduro.

Se movilizan. Según la alianza de partidos Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a través de Twitter tres diputados, cuatro personas en sillas de ruedas y otros cinco jóvenes emprendieron una ruta hacia Caracas, ciudad a la que esperan arribar a más tardar el 1 de septiembre, día de la movilización opositora

Trabas en el camino. El diputado a la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) José Brito, uno de los caminantes, partió desde el estado Anzoátegui (norte, a casi 300 kilómetros de Caracas) junto a unos 50 jóvenes. Brito indicó que fue retenido por funcionarios policiales en Anzoátegui. También retuvieron a los cuatro discapacitados que partieron desde el estado Lara (centro, a 450 kilómetros de Caracas aproximadamente), de acuerdo con fuentes de la MUD. 

En silla de ruedas. Los opositores que se mueven en silla de ruedas están siendo asistidos por los jóvenes que partieron desde el estado Portuguesa, ubicado al este de Venezuela a 550 kilómetros de la capital, y que se unieron a la marcha de los discapacitados.

Indigenas. Además, otros dos diputados del estado Anzoátegui se sumaron a esta idea de caminar hacia Caracas que comenzó esta semana cuando cientos de personas del estado Amazonas, la mayoría de ellos indígenas, emprendieron paso y un sacerdote hizo lo propio desde el estado Anzoátegui.

Lo que dice del Gobierno. A todos estos marchantes se les ha interrumpido el paso al menos una vez, informó la MUD, y fueron acompañados, a ratos, por dirigentes de la oposición venezolana. El Gobierno, por su parte, dijo que la movilización opositora tiene objetivos de insurrección e hizo un llamado a las fuerzas de seguridad del Estado a estar alerta. (EFE)