Guaidó fue detenida y liberado poco después por agentes del Gobierno de Venezuela. | Fuente: Twitter: Juan Guaidó

El jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela (AN, Parlamento), Juan Guaidó, exigió el "respeto a la vida" de los agentes que lo detuvieron el pasado domingo en una confusa acción que el Gobierno de Nicolás Maduro calificó como un "falso positivo".

"Yo exijo respeto a la vida de esos funcionarios, yo exijo respeto, si están detenidos hay que saber y llegar al fondo de esto", dijo el presidente de la AN en una entrevista con un periodista local transmitida a través de Instagram. Juan Guaidó agregó que hacía esta petición porque tiene conocimiento de presuntas "torturas" contra militares disidentes detenidos en cárceles venezolanas.

Juan Guaidó fue retenido este domingo er por funcionarios del servicio de inteligencia (Sebin) cuando se desplazaba por la autopista que conecta a Caracas con el costero estado de Vargas, de donde es natural. El diputado, que presidió un cabildo abierto ante unas mil personas, señaló entonces que habló de "reconciliación" a los agentes que lo detuvieron, y que finalmente lo liberaron tras una media hora.

Detención irregular

El Gobierno de Nicolás Maduro señaló instantes después de la detención del opositor, que se conoció por un video que circuló en las redes sociales, que el incidente era un "falso positivo", al tiempo que informó que procedió a la destitución de los involucrados.  

En una declaración al canal estatal VTV, el ministro de Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, aseguró que la detención del diputado fue un acto "unilateral" perpetrado por funcionarios que se prestaron "para que se instalara este show", y adelantó que las autoridades van a "averiguar y establecer" responsabilidades al respecto.

Sin embargo, Guaidó dijo este lunes que, "en cualquier motivo", lo que ocurrió durante su breve detención fue una situación de "orden-contraorden" que puso de manifiesto que el Gobierno de Maduro no tiene el control de las fuerzas policiales del país.

Clima de tensión

La detención del jefe del Parlamento venezolano ocurrió en medio del nuevo capítulo de tensión política entre la oposición -que controla el Parlamento- y Nicolás Maduro, que juró el jueves un nuevo mandato de 6 años cuya legitimidad no reconocen el antichavismo y parte de la comunidad internacional.

Juan Guaidó solicitó la semana pasada ayuda a los militares, la ciudadanía y la comunidad internacional para acabar con lo que consideró es la usurpación de la presidencia por parte de Maduro -en el poder desde 2013-, quien por su parte ya desestimó estas acciones y aseguró que seguirá en el cargo al menos hasta 2025.

EFE

¿Qué opinas?