Un indígena murió en Brasil por enfrentamientos en la frontera de Venezuela

Se trata de un indígena de la comunidad Pemón, que estuvo hospitalizado en Brasil, tras los enfrentamientos entre miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y manifestantes que querían ingresar la ayuda humanitaria.

Frontera Colombia - Venezuela | Fuente: EFE

Un indígena venezolano que estaba hospitalizado en Brasil murió a raíz de los enfrentamientos ocurridos la semana pasada en la frontera entre ambos países, que permanece cerrada desde hace siete días por orden del Gobierno de Nicolás Maduro.

El indígena, miembro de la comunidad pemón, falleció en la noche del miércoles debido a "múltiples lesiones" y heridas de "arma de fuego" que sufrió durante los graves incidentes que tuvieron lugar en la localidad de Santa Elena de Uairén, en el estado de Bolívar, limítrofe con Brasil.

Fuentes del Gobierno del estado brasileño de Roraima confirmaron a la agencia Efe el deceso e indicaron que otros 16 venezolanos, también procedentes del otro lado de la frontera, fueron sometidos a distintas operaciones quirúrgicas desde entonces. "Es la única víctima que hemos perdido en el hospital. Las otras permanecen heridas", señalaron esas fuentes.

El pueblo pemón se enfrentó desde el pasado viernes con las fuerzas de seguridad para exigir la entrada de la ayuda humanitaria solicitada por el jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, quien se proclamó en enero pasado presidente de ese país al considerar a Nicolás Maduro un "usurpador" del Poder Ejecutivo.

Esos choques, que también se repitieron en la frontera con Colombia, causaron un número indeterminado de muertos, que según la oposición pudieran llegar hasta los 25, y decenas de heridos, varios de los cuales fueron hospitalizados en Brasil.

En el lado brasileño, también se vivieron disturbios entre el sábado y el domingo pasados, cuando grupos de manifestantes "antichavistas" se enfrentaron a los miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que bloquean el paso e impiden la entrada de la ayuda humanitaria.

El pasado sábado, Brasil intentó en vano llevar a Venezuela alimentos y medicinas en dos camionetas, con matrículas venezolanas y conductores venezolanos, como exige el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro, que se vieron obligadas a dar media vuelta el mismo día ante la imposibilidad de cruzar la línea divisoria.

Desde ese día, no se han producido más intentos para introducir la ayuda compilada por Brasil y Estados Unidos, que en total es de 200 toneladas y cuya mayor parte permanece en una base de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), en Boa Vista, capital de Roraima, a unos 220 kilómetros de la línea fronteriza.

Desde el cierre de la frontera decretado por Maduro, precisamente para impedir el ingreso de la ayuda, al menos 12 integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana han desertado y buscado refugio en Brasil, según el Ejército brasileño.

EFE

¿Qué opinas?