Gente intenta salvar la carga de ayuda humanitaria que fue quemada cuando se intentaba hacerla ingresar a Venezuela | Fuente: AFP

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, denunció que hasta las 16.00 horas de este sábado se contabilizan cuatro personas asesinadas y unas 20 personas heridas de bala en la frontera de Venezuela con Brasil, mientras que el gobierno colombiano reportó unos 285 heridos en su frontera

En una conferencia de prensa el diputado opositor Juan Andrés Mejía dijo que "lo que ocurre en la frontera con Brasil no es represión común (...) Lo que ocurre en Santa Elena de Uairén es una masacre contra el pueblo indígena pemón en donde contabilizamos cuatro personas asesinadas y más de 20 heridos de bala".

En tanto, desde Cúcuta, el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, dijo que de los 285 lesionados, 255 son ciudadanos venezolanos y los 30 restantes son colombianos, a la vez que agregó que la mayoría de ellos resultaron afectados por gases lacrimógenos y por el "uso de armas no convencionales". Además, el canciller colombiano aseguró que de las víctimas, 37 "han requerido hospitalización", por lo que fueron trasladados a centros médicos de la zona.

Camiones incendiados

Fuertes disturbios estallaron en las poblaciones de Venezuela en la frontera con Colombia, donde cientos de voluntarios intentan entrar ayuda internacional de medicinas y alimentos gestionada por el opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por unos 50 países. Dos camiones que transportan la ayuda fueron incendiados por grupos de partidarios de Nicolás Maduro en el puente fronterizo Francisco de Paula Santander, que une a las ciudades de Cúcuta (Colombia) y Ureña (Venezuela), denunciaron diputados opositores.

"La gente está salvando la carga de la primera gandola (camión) y cuidando la ayuda humanitaria que Nicolás Maduro, el dictador, mandó a quemar", dijo a periodistas la diputada Gaby Arellano, quien señaló que hay unos 15 heridos leves con perdigones de goma y afectados por los gases. Decenas de personas intentaban sacar bolsas y cajas del camión, en medio de una gran nube de humo.

'Venezuela: el momento de la ayuda': sigue aquí nuestras transmisión en vivo desde la frontera entre Colombia y Venezuela.

Publicado por Univision Miami en Sábado, 23 de febrero de 2019

"Avalancha humanitaria"

"Nuestros valientes voluntarios están realizando una cadena para salvaguardar la comida y las medicinas. La avalancha humanitaria es indetenible", aseguró Juan Guaidó. El líder se encuentra en Cúcuta, coordinando el envío de la ayuda enviada por Estados Unidos que desde hace semanas se ha almacenado en ese lugar. Para lanzar el operativo humanitario, a Guaidó lo acompañan los presidentes de Colombia, Iván Duque, Chile, Sebastián Piñera, y de Paraguay, Mario Abdo, así como el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Desde el amanecer, en las ciudades de Ureña y San Antonio (ambas en el estado fronterizo de Táchira), manifestantes vestidos de blanco, con pancartas que dicen "Ponte del lado correcto de la historia" han sido dispersados por militares y policías venezolanos. Los manifestantes retiraron las vallas atravesadas en los puentes fronterizos y varios se subieron sobre la parte externa de los camiones para entrar la asistencia a Venezuela, pero fueron alejados con gases y disparos de balas de goma. Poco después, los camiones fueron incendiados, denunció Juan Guaidó.

Ciudadanos se enfrentan a la Policía en el puente Simón Bolívar, uno de los puntos de ingreso desde Colombia. | Fuente: EFE | Fotógrafo: Ernesto GuzmᮠJr.

Primeros anuncios

Un primer cargamento de ayuda internacional ingresó este sábado a Venezuela desde Brasil, anunció el opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por 50 países, quien tambien anunció el inicio del envio de camiones con el mismo cargamento desde Colombia. Todo esto en medio de tensión en las ciudades venezolanas fronterizas, donde se registran enfrentamientos entre ciudadanos y fuerzas chavistas, represión, disturbios e incluso deserción de parte de militares.

En la línea limítrofe con Brasil, sin embargo, aún hay estacionados dos camiones con ayuda, constató la agencia AFP. Grupos de indígenas se dirigieron a ese punto para presionar por su ingreso. Al mismo tiempo, centenares de personas comenzaron a caminar por el puente Simón Bolívar, que une a las ciudades de Cúcuta (Colombia) y San Antonio (Venezuela), llevando en sus manos bolsas con la ayuda humanitaria almacenada del lado colombiano.

 

Juan Guaidó saluda a sus seguidores desde un camión con ayuda humanitaria en Cúcuta | Fuente: AFP

El líder opositor hizo este anuncio en Cúcuta en compañía de los mandatarios de Colombia, Iván Duque; Chile, Sebastián Piñera; y Paraguay, Mario Abdó; además del secretario de la OEA, Juan Almagro. En esta ciudad colombiana se encuentra el principal centro de acopio de la ayuda solicitada por Juan Guaidó. Pero el cruce fronterizo está cerrado y bajo custodia de militares y policías a los que estos voluntarios tratan de convencer para que les abran el paso.

Desde el amanecer se han presentado en las poblaciones venezolanas de Ureña y San Antonio disturbios y enfrentamientos, con militares que intentan dispersar a los manifestantes que exigen la apertura del paso en la línea limítrofe. "Ponte del lado correcto de la historia", rezaba un cartel que llevaba uno de los manifestantes, la gran mayoría vestidos de blanco. 

Ciudadanos venezolanos subidos en camiones en Cúcuta a la espera de que ingrese la ayuda humanitaria. | Fuente: EFE

INFORMACIÓN PREVIA

Liderada por Juan Guaidó, la oposición venezolana intenta este sábado que alimentos y medicinas almacenados en Colombia sorteen barreras fronterizas impuestas por Nicolás Maduro quien considera que esa asistencia humanitaria encubre una intervención militar estadounidense. El líder opositor, reconocido por más de 50 países como presidente interino de Venezuela, está al frente del operativo desde el lado colombiano del puente internacional de Tienditas que desde comienzos de mes está bloqueado por soldados venezolanos.

El "23 de febrero, a un mes de haber asumido las competencias como presidente encargado, todo el pueblo de Venezuela estará en las calles exigiendo el ingreso de la ayuda humanitaria", afirmó Juan Guaidó, quien llegó a suelo colombiano pese a una restricción de la justicia afín al chavismo que le impedía dejar el país. El opositor de 35 años, que se autoproclamó presidente encargado por ser presidente del congreso venezolano, apareció sorpresivamente en un multitudinario espectáculo montado en Cúcuta para reunir fondos en favor de los castigados por la dramática crisis económica en su país

Un ciudadano venezolano confronta a las fuerzas de Nicolás Maduro | Fuente: AFP

Juan Guaidó desafiará el bloqueo de la frontera acompañado por los presidentes de Colombia, Iván Duque; de Paraguay, Mario Abdó; de Chile, Sebastián Piñera, el secretario general de la OEA, Luis Almagro y el representante especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams. Nicolás Maduro ordenó el viernes el cierre temporal de otros tres puentes que comunican a los países por el estado Táchira (oeste), incluido el Simón Bolívar, el paso peatonal binacional más importante.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha dicho que todas las opciones están sobre la mesa en el caso de la nación petrolera. Juan Guaidó atribuyó a participación de los militares, bastión de Nicolás Maduro, su llegada el viernes a la ciudad colombiana de Cúcuta, donde está el puente de Tienditas, centro de acopio de 600 toneladas de alimentos, kits de aseo e insumos médicos enviados principalmente por Estados Unidos. "Estamos aquí precisamente porque las fuerzas armadas también participaron en este proceso", apuntó.

Movilizaciones

Otras tantas toneladas de insumos están en Brasil y Curazao. El gobierno chavista cerró días atrás la frontera con Brasil, donde la víspera murieron dos indígenas y 15 resultaron heridos en enfrentamientos con uniformados venezolanos, mientras que la isla caribeña aseguró que no enviará las cargas sin la autorización de Caracas.

Ciudadanos venezolanos cerca al puente Tienditas, donde esperan la llegada de ayuda humanitaria, | Fuente: EFE | Fotógrafo: Mauricio Duenas Castaneda

Tanto Juan Guaidó como Nicolás Maduro convocaron a las calles este sábado a sus seguidores en Venezuela. El primero para acompañar las caravanas, el segundo en respaldo a su administración y en contra de la "intervención militar". "La sociedad está absolutamente movilizada. Más de un millón de voluntarios se registraron para esta hazaña que va a suceder", aseguró Guaidó. Maduro no tuvo apariciones públicas la víspera, aunque se prevé que hable este sábado.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterrez, urgió el viernes al gobierno de Maduro a "no usar la fuerza letal contra manifestantes". En tanto, el secretario general de la OEA aseguró que el mandatario socialista sería un "cobarde" si ataca a personas desarmadas. En Colombia, la oposición aspira a entrar la asistencia en camiones conducidos por venezolanos por los puentes que unen al departamento colombiano de Norte de Santander con Venezuela, los mismos que Maduro ordenó cerrar.

Acompañados por la Iglesia católica, los voluntarios convocados por Guaidó los escoltarían para evitar que sean detenidos por las fuerzas estatales. Invito a mis excompañeros a "que piensen en la familia, porque esa ayuda no es para ellos mismos, es para todos, y el pueblo de Venezuela hoy necesita mucho", dijo a AFP Peter Hernández, un exmiembro de la Guardia Nacional Bolivariana que llegó hace nueve meses a Cúcuta huyendo del desabastecimiento y la hiperinflación. Por la emergencia, 2,7 millones de personas han salido de Venezuela desde 2015 según la ONU.

Puentes cerrados

Al anunciar el cierre parcial de fronteras, la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, escribió en Twitter que la decisión responde a "las serias e ilegales amenazas intentadas por el Gobierno de Colombia contra La Paz y la soberanía de Venezuela". Pese a ello, el mandatario colombiano cree que "se pueda llevar esa ayuda humanitaria con el apoyo decidido de un torrente de hermanos venezolanos que llegará a la zona de frontera".

Los países comparten 2.200 kms de zona limítrofe. Además de Táchira la frontera pasa por los estados de Zulia (noroeste), Apure (suroeste) y Amazonas (sur). Guaidó no descarta utilizar las llamadas trochas, como se conocen los pasos ilegales que pululan en la porosa frontera de 2.200 kilómetros que comparten Colombia y Venezuela. Solo en Cúcuta, la policía afirma que hay 30 cruces irregulares. En muchos de ellos, además, operan guerrillas, narcotraficantes y bandas contrabandistas.

(Con información de AFP)

¿Qué opinas?