Nicolás Maduro dice que nunca se rendirá y pide a militares defenderlo si "le ocurre algo"

El líder chavista aseguró que su régimen está afrontando la batalla “más importante en 200 años” y agradeció al pueblo que, según él, ha salido a respaldarlo ante el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela.

Nicolás Maduro presidió un multitudinario plantón en rechazo al ingreso de ayuda humanitaria por la frontera con Colombia. | Fuente: AFP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que su régimen está afrontando la batalla “más importante en 200 años” en defensa de su frontera y su “integridad territorial”, en referencia al ingreso de ayuda humanitaria solicitado por el autoproclamado mandatario Juan Guaidó. El líder chavista dijo también que ante cualquier circunstancia jamás se "doblegará" y pidió a los militares, a la milicia y a sus simpatizantes defenderlo si lo derrocan.

"Mi vida está consagrada totalmente a la defensa de la patria, que en cualquier circunstancia jamás me doblegaré, jamás me rendiré, siempre defenderé a nuestra patria con mi vida misma si es necesario defenderla", dijo el mandatario ante miles de simpatizantes que salieron en Caracas a "defender la revolución".  En su mensaje pidió a militares, milicia y seguidores salir en "unión cívico-militar" si algún día "le ocurre algo".

"Batalla por la dignidad"

“Estamos dando una batalla por el derecho a la paz. ¿O quieren que vuelva la violencia? Estamos dando una batalla por la paz, con inteligencia, con integridad nacional. La paz con justicia e igualdad nacional”, remarcó.

“Estamos dando una batalla por la dignidad de Venezuela ante quienes quieren arrodillar a nuestro país al imperio norteamericano, a la oligarquía decadente de Bogotá. Estamos defendiendo una batalla por la dignidad nacional, una de las más importantes que se ha dado en 200 años, porque estamos defendiendo las fronteras de la Patria, la integridad territorial y el derecho a ser libres, soberanos e independientes”.

"No es tiempo de traición"

Maduro expresó su agradecimiento a los pobladores que salieron a las calles a respaldarlo en movilizaciones coordinadas por el líder chavista Diosdado Cabello, a quien personalmente mencionó en su alocución. “Somos alegría, somos los hijos de Hugo Chávez Frías. Acá está el pueblo en las calles, impresionante las movilizaciones que ha habido esta semana”, remarcó.

Maduro enfiló sus baterías contra sus detractores, quienes no dudó en tildar de traidores. “No es tiempo de traición, es tiempo de lealtad a la Patria y a los ideales supremos de Venezuela. Me alimento del amor y la lealtad”, resaltó.


¿Qué opinas?