Emoción, música y vigor juvenil.  Los Backstreet Boys se llevaron el alma de sus fanáticos anoche en la explanada del Estadio Monumental.

Los peruanos Ádammo inauguraron la noche con 40 minutos de sus canciones.  La agrupación se sigue manteniendo en el puesto número uno en el ránking de MTV con su tema "Sin Miedo".

Con sencillez comentaron lo emocionados que estaban de compartir el escenario con una banda tan significativa del género pop.  Minutos después interpretaron un tema con Sandra Muente, la otrora concursante del Latinamerican Idol. 

A las 9:50 p. m. la euforia crecía y esta vez era por la presencia de la banda mexicana "Belanova" quienes entregaron 45 minutos de su música, a la que califican de pop más real, más auténtico y menos prefabricado del que hoy se ofrece.

Sonaron temas como "Baila mi corazón", "Rock Star", "Toma mi mano", "Me pregunto", "Por ti" y "Eres tú"; canción de la película High School Musical que hizo cantar y bailar a sus seguidores.

Casi media hora después, un mar humano gritaba ante la presencia de sus ídolos: Howie Dorough, Brian Littrell, Nick Carter y A.J. Mc Lean quienes con sus coreografías exactas y sus temas "As long as you love me", "Everybody", "Quit playing games", "The call"; además de las nuevas canciones de su disco "Unbreakable"; demostraron por qué fueron el grupo de pop más consolidado en los 90"s.

La anunciada sorpresa de la noche se dio cuando interpretaron en español "Nunca te haré llorar" o "I´ll never break your heart".  Los fanáticos se rindieron ante la presencia del ahora cuarteto estadounidense, pues Kevin Richardson dejó el grupo en el año 2006.

Cada uno de los integrantes interpretó al menos una canción como solistas.  El cambio de vestuario y los implementos que utilizaron en sus bailes hicieron delirar a sus miles de seguidores peruanos, quienes ni un momento dejaron de cantar y bailar todos los temas.

Luego de despedirse, los fanáticos reclamaban a sus ídolos.  El momento cumbre de la noche se dio cuando salieron, pero esta vez vestidos con las camisetas de la selección peruana interpretando "Shape of my heart".

Momentos como la interacción con el público en un español primario de Howie D., el sensual baile de A. J., el sentido del humor de Brian y las locuras de Nick se han quedado impresos en la memoria del público.  Tal como lo afirmaron en su conferencia de prensa, la música fue el "idioma universal" que disipó los años de espera por un concierto suyo en nuestro país.