Cortes

Agentes de la Marina de Guerra en coordinación con la Policía Nacional y el Ministerio Público realizaron una operación conjunta y hallaron el campamento de un grupo de mineros ilegales cerca de las localidades de Saramiriza y Borja, los cuales eran usados para la extracción de oro en el río Marañón.

Durante la intervención se encontró bancos de arena y piedra que eran lavados en pozas artificiales junto al río para la extracción del preciado metal, así como insumos químicos, animales de corral y hasta conexiones de servicio telefónico.

Personal del Grupo Operaciones Especiales número 3 se encargó de la destrucción del material incautado.

Lea más noticias de la región Amazonas