Foto: Referencial (Roberto Riva

Efectivos policiales de la Sección de Investigación Criminal de Chimbote (Seincri), en la provincia del Santa, Región Áncash, investigan al yerno de Inocencio Cano por su presunta participación en el atentado que acabó con su vida.

Los custodios señalaron que el sujeto lo habría mandado a matar porque no soportó que la hija de la víctima lo abandonara para regresar a la casa de sus padres cansada de los maltratos físicos y psicológicos.

Como se recuerda, Inocencio Cano trabajaba como obrero en la empresa Seda Chimbote y el último jueves fue acribillado a balazos a sólo 20 metros de su vivienda, ubicada en el pueblo joven El Porvenir.

Lea más noticias del Perú en la sección Nacional