Edgardo Ramos

Quinientos vehículos motorizados se encuentran varados en la carretera que une el distrito de Curahuasi, provincia de Abancay (Apurímac), y la ciudad del Cusco.

Inmensas piedras cayeron como resultado de los derrumbes causados por las intensas lluvias que se desencadenaron en las últimas horas en la zona.

La empresa encargada tiene dificultades para proceder con la limpieza de la vía, que también conecta las ciudades de Nasca y Abancay.

Mientras tanto, para resolver el problema se realizan transbordos de pasajeros que van de un lado a otro.

Lea más noticias de la región Apurímac