Rolando Gonz

El coronel PNP Elidio Espinoza Quispe, actual jefe del Escuadrón de Emergencia Noreste en Trujillo, y otros 18 efectivos de la policía se libraron de un proceso judicial por la muerte, supuestamente extrajudicial, de dos conocidos delincuentes en el 2008.

El Ministerio Público tras realizar la exhumación de Piero Paoli Zavaleta, alias "Gordo Piero" y Luis Alberto Vargas Alfaro, alias "Negrasho", hace unos meses, determinó que las muertes se produjeron por el enfrentamiento con el comando policial encabezado por el oficial y no por ajusticiamiento extrajudicial, tal cual denunciaron los familiares de estos conocidos delincuentes y abogados de la parte civil.

Elidio Espinoza sostuvo que siempre confía en la justicia y resaltó la labor de los peritos de Lima que analizaron los cuerpos exhumados de los dos delincuentes. Según el oficial ambos tenía un millón de soles de armamento, entre pistolas y granadas, cuando se produjo la intervención en la vivienda del "Gordo Piero" en la urbanización La Rinconada.

Cabe indicar que la muerte de estos dos sujetos tuvo una denuncia por homicidio contra los oficiales que intervinieron en ese operativo, la cual fue archivada hasta que se reabrió con la exhumación de los cuerpos en setiembre pasado.

Lea más noticias de la región La Libertad