Autoridad Nacional del Servicial Civil recibe premio en Gestión Pública

La Autoridad Nacional del Servicial Civil (Servir) ganó el premio Buenas Prácticas en Gestión Pública en la categoría Sistema de gestión interno.

Por su proyecto “Evaluación de servidores públicos: el diagnóstico de conocimientos”, la Autoridad Nacional del Servicial Civil (Servir) fue el ganador en la categoría Sistema en Gestión Pública.

El sector público gasta anualmente más de 300 millones de nuevos soles en capacitación, este gasto, en ocasiones, se hace sin identificar las necesidades de capacitación de los servidores públicos.

Ante ello, en noviembre del 2009, Servir inició el desarrollo de evaluaciones masivas de conocimientos a los servidores públicos que trabajan en los diferentes sistemas administrativos del Estado para identificar en qué necesitan capacitarse.

Esta evaluación, denominada diagnóstico de conocimientos, tiene como objetivo medir las brechas de conocimientos de los servidores públicos.

Este resultado es un insumo clave para adecuar las estrategias de capacitación a las necesidades que se identifiquen, volviendo más eficiente el gasto público y mejorando la percepción ciudadana del sector público.

A la fecha, se han finalizado las evaluaciones de los sistemas de inversión y compras públicas.

Para el primer caso se identificaron necesidades de conocimientos de 2,247 operadores, mientras que para contrataciones las de un total de 2,832.

Estas 5,079 personas se sometieron a las pruebas estandarizadas de alternativa múltiple sobre sus sistemas respectivos por 60 minutos y recibieron, 30 minutos después de cerradas las pruebas, un correo electrónico a través del cual Servir les informó acerca de las áreas específicas de conocimiento en las cuales requieren capacitación.

Adicionalmente, en el portal web de la institución se dispusieron dos herramientas interactivas para los ciudadanos: por un lado, los interesados podían visualizar mapas con los resultados consolidados por sector y área geográfica y, por el otro, podían desarrollar pruebas que sorteaban las mismas preguntas para descubrir cuánto conocen sobre el sistema de inversión pública.