Judith Cruzado

El vicepresidente del gobierno regional de Cajamarca, César Aliaga Díaz, dijo que la actitud del ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, es prepotente y provocadora, ya que hasta el momento ni el Gobierno Central ni la empresa minera Yanacocha han generado condiciones que sugiera acercamiento y diálogo con la población que rechaza la explotación aurífera.

Recordó que en su oportunidad, el presidente de la República, Ollanta Humala, había prometido establecer nuevas reglas para la minería, sin embargo hasta el momento no ha dado muestras sustanciales para ello, mas por el contrario, dijo que las normas dictadas últimamente están encaminadas a favorecer a los intereses de las empresas y no garantiza el derecho de las comunidades.

Aclaró que hay desazón en las comunidades que se oponen al proyecto, ya que hasta ahora no han tenido la oportunidad de ser escuchadas por ninguna autoridad de carácter nacional.

En cambio, a las autoridades que están a favor se les da todas las facilidades para conversar con un ministro, lo que significa señales contradictorias al diálogo.

Lea más noticias de la región Cajamarca