Referencial

Un niño de tres años de edad de la institución educativa inicial Antonio Raimondi de la ciudad ancashina de Casma, sufrió quemaduras de segundo grado en la espalda tras resbalar sobre la avena caliente que se cayó de una olla.

El menor de iniciales L.C.L. se encontraba jugando con sus compañeros cuando, sin querer, hicieron que el desayuno preparado por un grupo de padres de familia con los productos del programa Qali Warma, se derramara en el suelo.

En esas circunstancias, el niño se resbaló y cayó sobre la avena caliente, siendo trasladado al hospital San Ignacio de Casma, donde el médico de turno Luis Tincopa informó que sufrió graves quemaduras, motivo por el cual fue derivado al hospital regional de Nuevo Chimbote.

Lea más noticias de la región Áncash