Foto: Wikimedia
La ola de frío que ya se ha cobrado más de 400 muertes en Perú también afecta a los rebaños de alpacas de las zonas altas del país, donde sólo en la región de Puno 480.000 animales están en peligro, informó un diario local.

Esa cantidad supone, el 25 por ciento de los ejemplares de este camélido que viven en la región peruana y que suponen para muchas familias su principal fuente de sustento.

La falta de alimento y cobertizos que cobijen a las alpacas de las bajas temperaturas, y que en algunos puntos han llevado a los 23 grados bajo cero, preocupa a los ganadores de la zona, que luchan por evitar la muerte de sus animales.

Los pobladores deben destinar constante atención a sus animales, lo que provoca que muchas veces las enfermedades respiratorias de los más pequeños pasen a un segundo plano de importancia, informa elcomercio.pe

"Aquí, en el campo, los padres prefieren dar mayor atención al ganado, debido a que esa actividad les genera los únicos ingresos económicos para sostener a la familia", dijo al medio el juez de paz de la comunidad puneña de Hanajquia, Daniel Calcina.

Según el último reporte de la Dirección General de Epidemología del ministerio peruano de Salud, en lo que va de año han fallecido 409 personas a consecuencia de neumonías relacionadas con las bajas temperaturas, la mayoría menores de 5 años y mayores de 60.

Además, este año hay que sumar a las tradicionales heladas de las zonas altas del país, el fenómeno del "friaje", bajas temperaturas inusuales, que se registra en varias regiones de la selva, donde las poblaciones están aún menos acostumbradas al clima frío.

Con el objetivo de ayudar a paliar la situación, el Ejecutivo peruano declaró ayer el estado de emergencia en diversos distritos de 16 regiones de todo el país.

EFE