RPP/ Henry Urpeque

Los comerciantes ambulantes de la plataforma de la calle Pardo del mercado Modelo de Chiclayo (Lambayeque), pidieron una tregua al alcalde, Roberto Torres Gonzáles y le solicitaron medio metro de vereda por 90 días, mientras consiguen un lugar a donde poder trasladarse.

Con lágrimas en los ojos, los humildes vendedores que llevan ya 11 días sin trabajar, dijeron que la necesidad los obliga a pedir por piedad un pequeño espacio en la calle, pero que en este plazo de todos modos abandonarán para siempre el mercado.

“El alcalde sabe que nuestra familias están muriendo de hambre, él sabe que no hay lugar a donde ir y la necesidad es grande, nosotros nos ganamos la vida de esta forma y en estos 90 días al menos queremos dar tiempo para comprar un puestito en otra zona”, indicó el vendedor de pollo de este sector, Olegario Córdova Aldean.

Los ambulantes prometieron no volver a invadir las calles si el alcalde les da esta nueva tregua.

“Hay gente que sí tiene por eso no protesta, nosotros no tenemos a dónde ir ni qué llevar a nuestros hogares, por eso estamos pidiendo esto”, agregó una vendedora.

Los informales dijeron que continuarán protestando en las calles para defender los puestos que por más de 30 años han sustentado sus hogares.

Lea más noticias de la región Lambayeque