RPP/ Henry Urpeque

La Defensoría del Pueblo, Policía de Tránsito y Gerencia de Transporte del Municipio de Chiclayo (Lambayeque), realizaron un operativo para sancionar a las unidades vehiculares que no respetan las zonas rígidas y que generan caos y congestión vehicular en el centro de la ciudad.

Desde tempranas horas de la mañana, los inspectores recorrieron las calles Manuel María Izaga, Francisco Cabrera y Balta, logrando sancionar a más de una veintena de unidades que se encontraban estacionados en zonas prohibidas y calles angostas, pese a las prohibiciones de las ordenanzas locales.

“Queremos recuperar el centro de la ciudad, esta ocasión estamos atacando cuatro zonas rígidas, pero vamos a seguir en todo el casco urbano, porque hemos recibido muchas denuncias de transportistas que se quejan del caos y desorden vehicular en la ciudad”, indicó el comisionado de la Defensoría del Pueblo, Julio Hidalgo Reyes.

En el recorrido que realizaron las autoridades se pudo constatar que los ciudadanos estacionan sus motos en plena calle y además algunos vecinos arrojan desmontes, impidiendo el paso normal de las unidades de servicio público.

Lea más noticias de la región Lambayeque.