RPP/ Henry Urpeque Neciosup

Los pacientes de hemodiálisis asegurados de EsSalud de Chiclayo (Lambayeque), ya no serán atendidos en las clínicas privadas que brindan este servicio, debido a un retraso en el pago que mantiene la entidad  de salud con las empresas privadas, por más de 1 millón y medio de soles.

El doctor Andrés Dávila, representante de las cinco clínicas privadas que brindan el servicio, informó que el retraso en su pagos ha hecho imposible continuar con el servicio ya que desde octubre del año pasado ellos asumen íntegramente el costo de los insumos.

“Debido al retraso de los pagos, las clínicas no podemos comprar insumos para el tratamiento y esa es la razón por la que no vamos a seguir dando el servicio, lamentablemente hemos comunicado esto a los pacientes para que estén advertidos de la situación crítica que estamos atravesando”, indicó.

Detalló que son 300 pacientes con insuficiencia renal, todos referidos del seguro, que por estar en un estado crítico deben pasar de manera interdiaria 3 horas de hemodiálisis. Los familiares de los pacientes lamentaron esta situación ya que por el retraso de pagos, podría agravarse su salud.

Por ser una situación que pone en grave riesgo la vida de los pacientes, las clínicas han presentado una carta notarial a la Fiscalía de Prevención del Delito para que intervenga a fin de salvaguardar su responsabilidad respecto a la vida de los pacientes.

Lea más noticias de la región Lambayeque