El exconsejero de la región Áncash, Ezequiel Nolasco Campos protestó encadenado a una cruz en el frontis de la Corte Superior de Justicia del Santa, horas antes de realizarse una ceremonia con la presencia del presidente del Poder Judicial, César San Martín Castro.

Nolasco acompañado de sus familiares y algunos ciudadanos que promueven la revocatoria del presidente regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, exigió celeridad en el proceso judicial que se le sigue a los implicados en el atentato que sufrió hace dos años, donde perdió la vida su hijo político, Roberto Torres Blas.

A viva voz la exautoridad regional demandó al presidente del Poder Judicial, César San Martín la destitución de los jueces que investigan este caso y que según él han demostrado parcialidad con los autores materiales e intelectuales.

"La mayoría de jueces en la Corte del Santa están con la corrupción enquistada en el Gobierno Regional de Áncash. Pido justicia por la muerte de mi hijo. Mientras varios implicados están libres yo soy víctima de la represión policial", expresó Nolasco, quien permaneció por más de quince minutos tendido en la vía pública.

Lea más noticias de la región Áncash.